Política

Sindicato del Mides plantea pacto colectivo que costaría Q50 millones

La propuesta de pacto colectivo que proponen sindicalistas contiene beneficios que sobrepasan la capacidad presupuestaria de la institución. 

Por Sergio Morales / Guatemala

Archivado en:

Mides Política Presupuesto
Edificio del Mides ubicado en la 3a. avenida y 6a. calle de la zona 1 capitalina. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Edificio del Mides ubicado en la 3a. avenida y 6a. calle de la zona 1 capitalina. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El pacto colectivo de condiciones de trabajo que propuso el sindicato del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) en el 2015 representaría para las arcas del Estado unos Q50 millones solo en el primer año de vigencia. Los sindicalistas emplazaron a los funcionarios de esa cartera para obligarlos a negociar y aprobar el pacto, pero desde ya el titular de la dependencia afirma que no se cuentan con esos recursos. 

Dentro de la propuesta de pacto colectivo los sindicalistas piden, entre otros beneficios, el otorgamiento de distintos bonos: por responsabilidad, Q1 mil 500 mensuales; escolar, Q2 mil anuales; de Semana Santa, Q2 mil; vacacional, Q2 mil; navideño, Q2 mil; y por antigüedad, hasta Q2 mil anuales, dependiendo de los años que tenga el trabajador de laborar en el Mides.

Los sindicalistas también proponen gozar de un seguro de vida, por Q250 mil.

Dentro de los beneficios de salud propuestos por el sindicato figuran, el derecho a acceder a servicios médicos generales y medicinas, para “cónyuges, hijos menores de edad y padres comprendidos en la tercera edad”, así como servicio de laboratorio clínico para los trabajadores e hijos, y de oftalmología y odontología para cónyuges e hijos.

Contrataciones y vacaciones

Dentro de los artículos de la propuesta de pacto destaca el 29, el cual define cómo proceder en caso de que un trabajador fallezca, ya que precisa que tendrán prioridad para acceder a la plaza vacante “el esposo, esposa, persona unida de hecho, hijos e hijas de los trabajadores”.

En cuanto a las vacaciones, la propuesta sindical apunta a que se otorguen hasta 30 días hábiles de descanso a aquellos trabajadores que tengan 10 años o más de laborar en el Mides; además, para el cálculo de esa prestación al momento de terminarse la relación laboral se haría tomando como base 40 días de vacaciones.

El pacto también obligaría al Mides a proporcionar a los integrantes del comité ejecutivo y las secretarías que lo conformarían, teléfonos celulares. También el espacio físico para el funcionamiento del sindicato que debe contar con una secretaria, escritorios, sillas, computadora, impresoras y fotocopiadoras multifuncionales; además, la oficina debe contar con internet, líneas telefónicas y servicios sanitarios.

También con un salón de reuniones para 15 personas, con aire acondicionado, ventiladores y dispensadores de agua fría y caliente. De igual forma solicitan dos vehículos en óptimas condiciones para el desarrollo de las actividades del sindicato.

Demasiado oneroso

Carlos Velásquez, ministro de Desarrollo Social, indicó que el pacto, tal como está redactado, es lesivo y dañino para los intereses del Estado puesto que representaría un gasto en el primer año de Q50 millones que aumentaría año con año por el incremento salarial del tres por ciento que exigen.

Además, criticó el que los trabajadores pretendan tener injerencia en la contratación de personal. “Es una copia barata del pacto colectivo del Congreso, cómo va a ser posible que tenemos que tener injerencia en los nombramientos, eso no es así”, cuestionó el funcionario.

Afirmó que está dispuesto a debatir, pero si la discusión tiene el acompañamiento del Ministerio de Finanzas y otros sectores sociales porque “no voy a negociar algo que viene en perjuicio del Ministerio”.

En cuanto al emplazamiento que tiene el Mides para negociar el pacto, Velásquez indicó que  no cederá a las presiones y que si los sindicalistas toman medidas de hecho que afecten el desenvolvimiento del Ministerio adoptaría todas las medidas legales que estén a su alcance.

Abiertos a negociar

Jorge Antonio Solórzano, secretario general del sindicato, aseguró emplazaron al Ministerio porque hasta el 31 de agosto pasado no había convocado a una reunión para negociar el pacto. Añadió que el emplazamiento implica que no se puede destituir a ningún trabajador y que el sindicato no puede tomar medidas de hecho.

Solórzano añadió que ya hay artículos que fueron negociados con anteriores ministros, pero que el resto del pacto es susceptible a ser modificado porque es solo una propuesta inicial. Reconoció que hay solicitudes que son perjudiciales para el erario y que el sindicato del Mides no pretende aprovecharse como lo han hecho otros.

Mil 400 trabajadores, aproximadamente, laboran en el Ministerio de Desarrollo Social.

“Aquí se está haciendo algo distinto al sindicalismo que se ha manejado en Guatemala, yo no soy un Joviel —Acevedo— quiero un pacto porque mejorar las condiciones es lo que estamos buscando”, puntualizó.

Además criticó al titular del Mides por haber publicado un pronunciamiento cuando el pacto ni si quiera ha sido negociado, y consideró que lo hizo porque le ha molestado que el sindicato ha denunciado ciertas irregularidades.

Respecto a los bonos y otros beneficios, Solórzano dijo que toda la propuesta es susceptible a ser cambiada y que, incluso, él se opone a que los familiares hereden los puestos vacantes en el Mides.

Ministerio más joven

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) es el de más reciente creación, su aprobación se dio el 7 de febrero del 2012 y fue una de las primeras medidas del gobierno de Otto Pérez Molina. Nació con el objetivo de absorber y manejar los programas sociales que creó la administración de Álvaro Colom.

Los programas que actualmente maneja son: Transferencias Monetarias Condicionadas, Tarjeta de Alimentos, Programa de Comedores, Jóvenes Protagonistas, Becas de Educación y el Programa de Empleo/Artesano.

Contenido relacionado

Carlos Velásquez Monge lleva al Mides a exasesor de Aeronáutica Civil

Agredió a un periodista y ahora es funcionario en el Mides

Asesor de Jimmy Morales es nombrado ministro de Desarrollo Social