Zeid Ra´ad Al Hussein se pronuncia por sentencia del caso Molina Theissen

Zeid Ra´ad Al Hussein, Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, se refirió este jueves a la sentencia emitida en Guatemala por el caso Molina Theissen, la cual calificó de “trascendental”.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra´ad Al Hussein, dijo que luego de la sentencia, es necesario dar con el paradero de Marco Antonio Molina Theissen. (Foto HemerotecaPL: EFE)
El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra´ad Al Hussein, dijo que luego de la sentencia, es necesario dar con el paradero de Marco Antonio Molina Theissen. (Foto HemerotecaPL: EFE)

Según un comunicado publicado por la Oficina Del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Los Derechos Humanos en Guatemala (OACNUDH), Zeid Ra´ad Al Hussein se refirió a la sentencia emitida por el Tribunal de Mayor Riesgo C, contra cuatro exmilitares hallados culpables por delitos contra deberes de la humanidad, violación con agravación de la pena y desaparición forzada.


“Esta es una sentencia trascendental para Guatemala y el mundo con relación a la investigación, juzgamiento y sanción de graves violaciones a los derechos humanos cometidas por altos mandos militares durante un conflicto armado interno,” dijo el Alto Comisionado Zeid.

“Exhorto a las autoridades a garantizar que las víctimas se beneficien de la implementación efectiva de medidas de reparación integral y transformadora, incluyendo la no repetición de estas graves violaciones a los derechos humanos en el país”, dijo el Alto Comisionado.

“También será importante adoptar las medidas necesarias para establecer el paradero y la identificación de los restos de Marco Antonio Molina Theissen. Rindo homenaje a la familia Molina Theissen por su valentía y perseverancia para luchar por más de tres décadas por su derecho a la justicia y la verdad,” expresó Zeid.

Condena

El miércoles último, el Tribunal C de Mayor Riesgo emitió sentencia contra cuatro militares retirados por la desaparición de Marco Antonio Molina Theissen y la detención ilegal y violación de su hermana Emma Guadalupe en 1981.

Benedicto Lucas -al centro- durante una audiencia en el 2016, por el caso Molina Theissen en el Juzgado de Mayor Riesgo C. (Foto HemerotecaPL)

El tribunal consideró que los militares acusados participaron directamente diseñando el plan contrainsurgente y ordenando los operativos para capturar y torturar a Emma Molina Theissen, quien fue golpeada y violada por soldados, a modo de tortura, durante nueve días.  Cuando escapó, se procedió a la captura ilegal y desaparición de su hermano, Marco Antonio.

Los militares retirados procesados por este caso son Manuel Benedicto Lucas García, exjefe del Estado Mayor del Ejército; Manuel Antonio Callejas Callejas, exjefe de Inteligencia Militar; y los ex altos cargos de la zona militar de Quezaltenango Francisco Luis Gordillo Martínez, excomandante; Edilberto Letona Linares, exsubcomandante; y Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, exoficial de inteligencia militar.

Los acusados “pudieron haber actuado de manera distinta, pero prefirieron no obedecer los mandatos normativos de Derechos Humanos y de carácter penal que prohíbe las conductas realizadas”, leyó el juez Juan Pablo Xitumul, presidente del tribunal.

>Lea también | La desaparición del niño Marco Antonio Molina Theissen hace 36 años con la que Guatemala revive uno de los episodios más oscuros de su historia

“Todos los acusados, a excepción de Edilberto Letona Linares, son responsables de violación y delitos contra los deberes de la humanidad”, señaló el tribunal.

La absolución de Linares se dio al determinar que no tenía responsabilidad en la cadena de mando.

“Esto ofende a todos los seres humanos por lo que no debe quedar en la impunidad”, dice Xitumul y agrega que reclamar que no hubo guerra interna sino un “enfrentamiento entre guerrilla y ejército” es un argumento “insostenible”, pues se involucró a la población civil para luego “atacarla sin misericordia, como lo hicieron”.

De acuerdo con la sentencia, los militares diseñaron la estrategia de tortura. De hecho, estaba en los archivos personales de uno de los acusados.

Por el delito de desaparición forzada contra la integridad de Marco Antonio Molina Theissen, fueron hallados culpables Hugo Zaldaña, Manuel Callejas y Benedicto Lucas García.

Contenido relacionado

>Diario militar revela ejecuciones extrajudiciales durante el conflicto armado interno en Guatemala

>Efraín Ríos Montt es condenado por genocidio en el 2013

>Condena por caso Sepur Zarco marca avance para Guatemala