Refresco de tamarindo, delicia tropical

De este fruto tropical se obtiene un delicioso refresco, el cual se disfruta en la época cuaresmal.

El árbol de tamarindo es originario del este de África, pero se estima que al continente americano llegó por medio de los españoles, probablemente al principio de la Colonia.


Se cultiva en Asia y Latinoamérica, porque necesita una tierra tropical. Su pulpa se utiliza como condimento en la cocina asiática, y también es un importante ingrediente de la salsa inglesa y algunos platos exóticos elaborados en Egipto y Tailandia.

Es hasta que madura la fruta que se puede usar en postres y bebidas, ya que si está tierna es muy ácida. El fruto, las hojas y la corteza del árbol tienen propiedades medicinales, por lo que en la India las utilizan en tratamientos ayurvédicos (se refiere al conocimiento integral de la vida) para algunos problemas digestivos; mientras que en Filipinas emplean sus hojas en infusión, para reducir la fiebre causada por malaria.


El refresco o agua de tamarindo

La fruta es muy popular y con ella se hace una bebida llamada agua de tamarindo. Esta forma de consumirla fue popularizada en los países de América Latina, con México a la cabeza.

Esta bebida es del gusto popular, al punto de que ya fue industrializada y se puede encontrar en presentación concentrada, solo para mezclar con agua y azúcar.

Su elaboración requiere que se pele la delgada cáscara para luego poner a hervir la pulpa; después de cocinada es más fácil removerle las semillas.

Con el resultado de la cocción se hace un amasijo, al que se le agrega azúcar para poder conservarlo por varios meses.

Esta es una manera de almacenarlo sin necesidad de refrigeración, y al agregarle agua se convierte en una bebida instantánea.

Receta del refresco

Ingredientes

  • 1 libra de tamarindo
  • 10 vasos de agua
  • azúcar al gusto
  • pizca de sal

Preparación

  • Se pelan y lavan los tamarindos.
  • Déjelos remojar en suficiente agua durante una hora, muévalos con el molinillo para sacarle toda la pulpa y termine de agregar agua.
  • A continuación, cuélelos con un colador fino y agréguele azúcar y sal. Refrigere y sirva.