1998: emergencia ambiental por erupción y lluvia de arena

Fue noticia el 21 de mayo de 1998 la situación de emergencia que vivía el país debido a la contaminación ambiental, la cual fue agravada por una fuerte erupción del Volcán Pacaya el cual lanzó material que llegó inclusive a la ciudad capital.

Vista de la Torre del Reformador y parte de la capital que se adivina entre la densa bruma que afectaba el territorio nacional el 20 de mayo de 1998. (Foto: Hemeroteca PL)
Vista de la Torre del Reformador y parte de la capital que se adivina entre la densa bruma que afectaba el territorio nacional el 20 de mayo de 1998. (Foto: Hemeroteca PL)

Gran parte del territorio nacional se encontraba desde el día 19 de mayo cubierto por la bruma y un denso humo. La situación fue catalogada por instituciones ambientalistas como la mayor crisis ambiental de la historia del país.


Los incendios forestales que arrasaban extensas zonas boscosas de Petén y otros lugares fueron considerados como la principal causa de la poca visibilidad. 

Para Eddy Sánchez,  director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, Insivumeh, la bruma que cubre la capital no es más que el cambio del aire, el cual se desliza actualmente de Sur a Norte, por lo que todo el humo de los incendios forestales se mantiene en el territorio nacional.

Se tenía previsto que la situación continuaría por 48 horas y se recomendó prever los cuidados necesarios para evitar que la salud de los ciudadanos fuera afectada.

Titular de Prensa Libre del 21 de mayo de 1998. (Foto: Hemeroteca PL)
Ese mismo día se vivió una jornada de caos en el Aeropuerto Internacional La Aurora ya que varios vuelos tuvieron que ser desviados a paises vecinos, por la poca visibilidad, la cual impedía el aterrizaje o salida de las aeronaves. 

Cientos de personas que esperaban en la terminal aérea tuvieron que permanecer a la espera, inclusive los jugadores del equipo de futbol Boca Juniors de Argentina no pudieron ingresar al territorio nacional, su vuelo fue desviado a San Pedro Sula, Honduras. 

Por otro lado, cuatro incendios forestales se encontraban cerca del Parque Nacional Tikal y amenazaban con llegar a las ruinas. Según las autoridades de Agricultura, los incendios fueron provocados intencionalmente por un cazador el cual fue detenido. Los siniestros fueron sofocados oportunamente

Pacaya explosiona

Al día siguiente, 20 de mayo, el Volcán de Pacaya entró en una nueva fase eruptiva la cual tomó por sorpresa a los vecinos de las comunidades cercanas los cuales fueron evacuados. 

Funcionarios del Insivumeh indicaron que el coloso tuvo una erupción violenta que lanzó lava, flujo que alcanzó un kilómetro de altura. La arena se elevó hasta 3 mil metros y por ser muy liviana se dispersó con facilidad a 50 kilómetros alrededor del volcán. 

Detalle de la portada de Prensa Libre del 21 de mayo de 1998 donde se informaba de la fuerte erupción del Pacaya el cual lanzó material volcánico a tres mil metros de altura, llegando inclusive a la capital. (Foto: Hemeroteca PL)
Caos en la capital

Llamadas de alerta, accidentes de tra?nsito, el aeropuerto cerrado, cuerpos de socorro pendientes y el asombro de los guatemaltecos causo? la llovizna de arena que cayo?, a partir de las 13 horas, en la capital y municipios ubicados al sur de la metro?poli, tras la explosio?n del volca?n de Pacaya, y cuyos efectos cesaron alrededor de las cinco de la tarde.

Con gorras improvisadas de papel perio?dico, bolsas de pla?stico y paraguas, los capitalinos se protegieron de la arena, mientras los padres de familias acudieron a los centros educativos a recoger a sus hijos ma?s temprano de lo acostumbrado, ante cualquier eventualidad.

El aeropuerto internacional La Aurora paralizo? sus actividades partir de la 13:30, y cerro? sus puertas para la salida e ingreso de aeronaves, como consecuencia de la imposibilidad de navegacio?n ae?rea.

Nota del 21 de mayo de 1998 informando sobre la erupción del Pacaya y la lluvia de arena que cayó en la capital y municipios aledaños. (Foto: Hemeroteca PL)
Como consecuencia de la contaminacio?n y precipitacio?n de arena volca?nica, esta u?ltima producto de la erupcio?n del volca?n de Pacaya, el Ministerio de Educacio?n suspendio? las clases en los establecimientos pu?blicos y privados.

Los municipios cercanos al referido volca?n, en los cuales la ensen?anza estara? interrumpida son: Guatemala, Amatitla?n, Villa Canales, Villa Nueva, San Miguel Petapa y San Jose? Pi?nula. Asimismo, en los municipios de Escuintla, Pali?n y San Vicente Pacaya. Dicha medida continuara? hasta que la situacio?n se normalice; no se puede exponer a los nin?os, puntualizaron autoridades de Educación.

Las calles de la capital fueron cubiertas por una capa de arena volcánica la cual tomó por sorpresa a los vecinos. (Foto: Hemeroteca PL)
Limpieza

Con escoba en mano, los capitalinos barri?an desde las primeras horas de la man?ana las aceras del frente de sus casas. Los ma?s intre?pidos limpiaban las terrazas, mientras algunas amas de casa meticulosamente retiraban la arena de los
jardines. Esta peculiar escena fue común verla en todas las zonas de la capital después de la erupción y lluvia de arena volcánica. 

La pista del Aeropuerto La Aurora fue despejada de la arena volcánica en un intenso trabajo el 21 de mayo de 1998. (Foto: Hemeroteca PL)
El Insivumeh estimó que unas 10 mil toneladas de arenilla cayeron sobre la capital. 

La pista de aterrizaje del aeropuerto fue despejada en un operativo conjunto de Aeronáutica, Municipalidad, Ejército y otras dependencias del Estado, quienes recogieron más de un millón de metros cuadrados de arena.