La masacre de Tlatelolco, medio siglo después

El 2 de octubre de 1968, a  solo 10 días de la inauguración de los XIX Juegos Olímpicos de Verano, un baño de sangre cubrió  la Ciudad de México.

Soldados llevan detenidos a varios estudiantes que se manifestaban pacíficamente en Tlatelolco, Ciudad de México. (Foto: AP)
Soldados llevan detenidos a varios estudiantes que se manifestaban pacíficamente en Tlatelolco, Ciudad de México. (Foto: AP)

Ese fatídico día tuvo lugar una masacre perpetrada por el Ejército, la Policía Federal y grupos paramilitares contra estudiantes universitarios, durante una concentración pacífica.


La masacre, conocida como de Tlatelolco, tomó el nombre del distrito ubicado  al norte de la capital mexicana, donde ocurrieron los hechos.

La edición de Prensa Libre del 3 de octubre de 1968 destacaba la violencia que se recrudeció en  Ciudad de México cuando fuerzas de seguridad del Estado disolvieron una manifestación estudiantil en la que participaban unas cinco mil personas. El Gobierno reportó 20 estudiantes y un soldado muertos; sin embargo,  periodistas vieron muchos cadáveres en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco.

Titular de la portada de la edición de Prensa Libre del 3 de octubre de 1968. (Foto: Hemeroteca PL)

En esa ocasión los ojos del mundo estaban centrados en ese país, ya que tenía a su cargo la organización de las olimpiadas; sin embargo, no todo era entusiasmo, ya que desde hacía varios meses las universidades públicas se encontraban en huelga, desafiando al gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, cuyo régimen se caracterizó por la represión violenta de  movimientos sociales.

La precaria situación económica de millones de mexicanos  mientras se derrochaban recursos en la organización de los Juegos Olímpicos fue uno de los detonantes, además del cierre de espacios políticos, dominados por el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), que llevaba décadas en el poder.

Soldados del ejército mexicano, durante la represión a estudiantes, en la Plaza de las Tres Culturas, Tlatelolco, el 2 de octubre de 1968. (Foto: AP)

En ese contexto los estudiantes declararon una huelga y concentraciones para manifestar su descontento durante varias semanas. El punto culminante fue el  2 de octubre, cuando se celebraba un mitin en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, el cual fue disuelto violentamente por las fuerzas de choque, incluidos francotiradores, quienes dispararon indiscriminadamente contra los estudiantes.

Las cifras oficiales reportaban únicamente 30 muertos, pero extraoficialmente se habla de más de 300.

Díaz Ordaz argumentó que se reprimió a los estudiantes porque tenía conocimiento de que habían fraguado un “complot comunista” para boicotear las olimpiadas.

Nota de Prensa Libre de la sección de deportes del 12/10/1968 informando sobre la realización de los Juegos Olímpicos en México a pesar de la masacre. (Foto: Hemeroteca PL)

La masacre, minimizada  entonces por el propio gobierno y la prensa, no restó protagonismo a los Juegos Olímpicos ni tuvo eco en la justicia.

En 1998 se abrió una causa sobre la masacre en los tribunales, la cual no prosperó.

Continúa represión

Los movimientos estudiantiles en Latinoamérica han sido blanco del autoritarismo de gobiernos en diferentes épocas.

Por ejemplo, este año Nicaragua vive una crisis política que ha tenido momentos violentos. Desde abril de 2018 estudiantes comenzaron a manifestarse pacíficamente en contra de las reformas del gobierno de Daniel Ortega  en el seguro social.

El descontento se extendió de Managua a otros departamentos, donde se sumaron varias universidades. Las fuerzas policiales disolvieron las manifestaciones con violencia, sumadas a grupos paramilitares que se han enfrentado con los estudiantes. Hasta septiembre se reportan 320 muertos.