Trump debilita el acuerdo nuclear con Irán; países expresan preocupación

Presidente acusa a Irán de patrocinar el terrorismo y de ejercer una tiranía en esa región. 

Archivado en:

EEUUIránnuclearpacto
El presidente Donald Trump habla en la Casa Blanca sobre el acuerdo nuclear. (Foto Prensa Libre: AP)
El presidente Donald Trump habla en la Casa Blanca sobre el acuerdo nuclear. (Foto Prensa Libre: AP)

El presidente de EE. UU., Donald Trump, reveló este viernes un cambio de estrategia de Estados Unidos respecto del acuerdo internacional sobre el programa nuclear de Irán, pero sin llegar a abandonarlo, como había prometido durante la campaña electoral.


La eventual retirada de EE. UU. del acuerdo nuclear firmado con Irán causaría un gran daño a la seguridad y no proliferación en todo el mundo, dijo este viernes el Kremlin, al tiempo que Moscú reiteró su apoyo a dicho pacto.

“Tales acciones causarían un claro daño a la atmósfera de predictibilidad, seguridad y no proliferación en todo el mundo”, señaló el portavoz de la presidencia rusa, Dimitri Peskov.

Aunque Estados Unidos no lo abandone, Trump abre un período de gran incertidumbre al negarse a “certificar” que Teherán cumple con sus compromisos, a pesar de que así lo afirme la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA).

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, había dicho en una conversación telefónica con su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif, que Moscú apoya firmemente el acuerdo sobre el programa nuclear de Irán.

“Lavrov confirmó el apego total de Rusia al Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) y su fuerte voluntad de que sea cumplido íntegramente en la versión aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU”, señaló un comunicado de la Cancillería rusa.


En tanto, el gobierno chino reafirmó este viernes su compromiso con el acuerdo nuclear internacional con Irán y confirmó en que todas las partes lo respeten, pocas horas antes de que se refiera al asunto el presidente estadounidense, Donald Trump.

“Esperamos que las partes sigan apoyando y aplicando el acuerdo nuclear iraní”, afirmó la portavoz de Exteriores china, Hua Chunying.

Trump también acusó a Irán de no cumplir con los acuerdos estipulados, lo acusó de patrocinar el terrorismo y de haberse convertido en una dictadura, por lo que dijo que haría todo lo que estuviera en sus manos parar que ese país no produjera armas nucleares. 


China fue uno de los países que en 2015 alcanzó un acuerdo nuclear con Irán, junto con Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania.

El pacto tiene como objetivo limitar la capacidad de Irán de enriquecer uranio u otros materiales para fabricar armas atómicas y a cambio reduce las sanciones impuestas a Teherán.


Trump se pronunció sobre el tema porque según una ley estadounidense el presidente debe “certificar” o no ante el Congreso cada 90 días que Teherán respeta el acuerdo y que éste es del interés de Estados Unidos.

Teóricamente, la decisión de “no certificación” da a los legisladores 60 días para decidir si vuelven a imponer las sanciones levantadas en 2015 en el marco del pacto. Un regreso de las sanciones sellaría, eso sí, el fin del acuerdo.

Los detractores del acuerdo esperan que este nuevo enfoque de Estados Unidos lleve a renegociar el pacto para hacerlo más estricto. Pero París, Berlín y Londres, cuyas empresas volvieron a invertir en Irán, descartan toda posibilidad de reabrir los debates sobre el texto.


La incertidumbre a escala mundial crece aún más tras el anuncio este jueves de que EE. UU. se retira de la la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).  

Trump también declinó su apoyo al acuerdo del clima de París. 

Reacciones

Líderes y gobiernos mostraron su preocupación por la decisión de Trump de “descertificar” el pacto nuclear. 

Francia, Alemania y Reino Unido siguen comprometidos con el acuerdo nuclear con Irán y están “preocupados por las posibles consecuencias” de la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de no apoyarlo, expresaron este viernes los tres países europeos en una declaración conjunta.


Los mandatarios destacaron que el acuerdo nuclear se logró después de 13 años de negociaciones diplomáticas y fue “un paso importante” para garantizar que el programa nuclear de Irán no se utilice con fines militares.

El ministerio de Relaciones Exteriores ruso criticó también criticó este viernes la nueva estrategia con Irán anunciada por el presidente estadounidense, considerándola “de retórica agresiva y amenazadora”, e indicó que el acuerdo con Irán permanece intacto. 

En tanto, el presidente de Irán, Hasan Rohaní, dijo que su país respetará el acuerdo nuclear alcanzado con otras seis potencias mientras haya reciprocidad por parte de los demás firmantes.