Ideas

Los suecos no se han arrepentido

Jorge Jacobs Fb/jjliber

El miércoles circuló como video viral la noticia de que el jefe de epidemiología de Suecia, Anders Tegnell, se arrepentía de las decisiones que habían tomado para evitar el cierre completo de ese país. La noticia rápidamente fue utilizada por tirios y troyanos para mofarse del “error” cometido por los suecos, y felicitar a Tegnell por “arrepentirse” de tan descabellada idea. Pues, para su información, la declaraciones de Tegnell no fueron así como las pintaron algunos medios y muchas cuentas de Twitter.

Los medios de comunicación sacaron completamente de contexto la noticia sobre las declaraciones de Anders Tegnell, según él mismo expresó varias veces ese mismo miércoles. Tegnell aclaró tanto en entrevistas como en la conferencia de prensa diaria que “muchos países han tirado todo de un solo. Suecia es uno de los pocos países que se ha detenido a hacer las cosas poco a poco. Todos los demás países comenzaron con muchas cosas a la vez, y el problema con eso es que realmente no sabes cuál de las medidas que has tomado tiene el mejor efecto. Cuando comienzas a tomar medidas una por una, vas aprendiendo lecciones sobre qué más, además de lo que hicimos, podrías hacer, sin impulsar el cierre total”.

Así, aunque los medios de comunicación intentaron hacerlo parecer como que Tegnell criticó la estrategia implementada por su país, realmente dijo que “la estrategia básica ha funcionado bien. No veo qué podríamos haber hecho de forma diferente, o si las restricciones que se impusieron se debieron haber impuesto de forma simultánea, en lugar de escalonadamente…. Basado en el conocimiento que tenemos ahora, considero que se tomaron las decisiones apropiadas”.

Continúa Tegnell, “yo pienso que los países que cerraron todo inmediatamente podría pensar si realmente fue adecuado cerrarse como lo hicieron. ¿Podrían haberse enfocado mejor y tener los mismos resultados? Tú no cierras completamente las sociedades si no lo tienes que hacer”.

A la pregunta de si se debió haber cerrado algunas partes, Tegnell contestó: “no es obvio de lo que conocemos hasta la fecha. Yo no creo que lo sea. No hay actividades que podamos señalar como extremadamente vulnerables. No las hay”.

Lo que Tegnell dijo es que hay cosas que podrían haber hecho mejor, pero no se refería a hacer un cierre completo, sino a, por ejemplo, tener protocolos más estrictos en los hogares de ancianos, que es donde se han dado casi la mitad de los muertos en el país. También se ha referido a que podrían haber tenido más cuidado de explicar a los extranjeros las recomendaciones de distanciamiento físico.

Él explicó que aún ahora, conforme van adquiriendo más conocimiento de la enfermedad, han ido haciendo pequeños cambios en la estrategia, para mejorar los resultados. Una de las más importantes que mencionó es precisamente la de atender de mejor manera y mantener más el aislamiento en los hogares de ancianos, para ir reduciendo los contagios dentro de los mismos hogares.

Considero que el caso de Suecia sigue siendo un ejemplo del uso de la razón y la ciencia para enfrentar una situación desconocida. Habrá que esperar más tiempo para hacer una evaluación más profunda de las decisiones que tomaron y las consecuencias que estas tuvieron para todos los habitantes de ese país. Como bien lo explicó este miércoles Tegnell, en retrospectiva es mucho más fácil ver los errores que se cometieron y cómo se pudo tomar mejores decisiones, pero, aun así, no se arrepienten de la ruta que tomaron.

Si desea leer la explicación de Tegnell, la encuentra aquí: https://www.dn.se/nyheter/sverige/anders-tegnell-there-are-things-we-could-have-done-better/