Ideas

Quiero votar por un diputado

Jorge Jacobs Fb/jjliber

Publicado el

Desde hace mucho tiempo he insistido sobre la necesidad de cambiar el sistema electoral para que mejore la participación política. Hay varios cambios que se pueden y deben hacer, pero pienso que el más importante es que los ciudadanos puedan votar directamente por los candidatos a diputados, de tal suerte que exista una verdadera representación de los votantes en el Congreso, y no solamente una representación de los partidos políticos que los postularon. Finalmente existe la posibilidad de que se pueda hacer eso, de una manera fácil y sencilla de entender para todos.

Me refiero a la propuesta que hizo el diputado José Alberto “Canche” Rivera para modificar la votación de los diputados. Su propuesta es cambiar una de las propuestas del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para cambiar la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP).

Una de las modificaciones propuestas por el TSE es la de la representación proporcional de minorías con derecho a voto preferente. En ella se establece que, en la elección de los diputados por distritos, los ciudadanos podrán votar por un partido, en cuyo caso se utilizará el orden establecido por los partidos al inscribir la lista de candidatos para ir asignando las diputaciones. Pero los votantes alternativamente podrán votar un candidato que no sea necesariamente el que va a la cabeza de la lista, sino que puede asignar un orden distinto al establecido por el partido, de acuerdo a sus preferencias. Esta es una opción mejor que las listas que se tienen actualmente, pero es un sistema bastante complicado de entender.

Ante esa complicación, el diputado Rivera propuso una vía alterna. En ella, los partidos siempre proponen una lista de candidatos —el número máximo dependerá de la cantidad de diputados que hay en cada distrito— pero los ciudadanos votan por uno solo de todos los candidatos propuestos por todos los partidos. En la boleta se imprimirán las fotos y los nombres de cada uno de los candidatos, agrupados por partido y, dentro de cada partido, en el orden propuesto por el partido. Pero los ciudadanos votan por un solo candidato. Esta opción me parece muy sencilla y fácil de entender para cualquier votante, indistintamente de su grado académico o preparación.

Rivera hizo hasta el ejercicio de imprimir ejemplos de cómo serían las boletas, tanto para distritos pequeños como grandes, incluyendo la de los diputados por lista nacional, para ver qué tan grande o complicadas serían y la verdad es que son bastante sencillas de entender para cualquiera.

Por si la votación no fuera lo suficientemente fácil, esta propuesta también facilita sobremanera el proceso de las boletas, ya que solo se tiene que contabilizar un voto por cada boleta y al final, solo se tienen que sumar los votos directos que recibió cada candidato. El candidato que recibió la mayor cantidad de votos se queda con la primera casilla, el que obtuvo la segunda mayor cantidad de votos con la segunda casilla, y así sucesivamente. No hay fórmulas complicadas que utilizar. Es una simple y sencilla suma.

En la mayoría de los casos, las soluciones más sencillas son las mejores, y esta propuesta del diputado Rivera me parece genial en su sencillez. Siempre he querido poder votar por un diputado específico, no por toda una lista en la que puede haber unos buenos candidatos mezclados con otros malos. Espero que a las modificaciones a la LEPP —incluyendo esta propuesta— se les dé un dictamen favorable en la Comisión de Asuntos Electorales, y que luego sean aprobadas en el pleno del Congreso, para que tengamos alguna esperanza de que el sistema se puede cambiar para bien.