Urbanismo y sociedad

El hambre y delincuencia no son fake news

Alfonso Yurrita Cuesta alfonsoyurritacuesta@gmail.com

Esta historia se inicia cuando Morales era casi un recién nacido, en 1969, cuando los desplazados en los barrancos por el terremoto se involucraron a los movimientos estudiantiles y ante la represión migraron del país amparados por los grupos religiosos norteamericanos. Por lo que todo esto no son fake news, como Morales intenta copiar a Trump. “Según el Instituto Nacional de Migraciones de México, esto ha sido calificado de agresión contra la libertad de prensa.” El presidente Morales, ante las críticas populares, sin tener planes claros, lo justifica atacando a la prensa, en que: “la desinformación promovida por medios de comunicación propaga temores y preocupaciones entre la población”. Cuando su gobierno se ha desplomado al 20% de aprobación y en agosto con el 10%”. (PL).

La frontera norte de Guatemala se posicionó como un territorio donde se asentaron los carteles de la droga, tanto mexicanos como guatemaltecos, y que ha sido manejada empíricamente por este gobierno. Pues ante una estructura gubernamental completamente ineficiente por falta de profesionalismo, ha aumentado la emigración. Las causas de la violencia se mantienen en Guatemala, como son la pobreza en que vive más del 57 por ciento de la población, estimada en más de 17 millones de habitantes. Las extorsiones, el narcotráfico, el posicionamiento de las pandillas en territorios, la explotación sexual, la trata de personas y el reclutamiento forzado de jóvenes en grupos criminales, son los principales factores que obligan a emigrar (Cidehum). Mientras, Trump dijo “no podemos permitir que esa gente invada nuestro territorio. Cuando vengan, sin Jueces ni Juzgados, los regresaremos inmediatamente de donde vinieron. Nuestro sistema no es una broma, tiene buenas políticas de migración en ley y orden. Muchos niños vienen sin padres”.

Por su parte, Naciones Unidas considera que la situación en Guatemala está en una condición de gravedad particularmente sensible y preocupante. El informe indica que, en Estados Unidos, hasta el 2013, había 704 mil guatemaltecos sin documentos, un porcentaje de 49.7% más que en 1990, cuando se hizo la primera medición. Para el 2000, la cifra se había incrementado a 144 mil (22% más), mientras que para el 2013 se incrementó hasta los 704 mil. Y tenemos un ministro de Gobernación que ha dirigido su ministerio ineficientemente, “con un pasado que le pesa” (Publinews). Mientras: “Trump aceleró su ofensiva contra los migrantes con la construcción completa del muro fronterizo con México, aumentó los costos de los visados para financiar la seguridad fronteriza, contrató 10 mil agentes más para la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas y estableció un sistema de concesión de visas basado en el mérito: Y expresó que echaría a todas las pandillas, pues si se quieren matar, que lo hagan, pero en su país.”

El secretario Mike Spence explicó sobre la seguridad interna de Estados Unidos, donde incluyó el problema de la migración para las autoridades norteamericanas: “Ustedes son nuestros vecinos. Nosotros queremos que ustedes y su nación prosperen. No pongan en riesgo su vida o la de sus hijos, tratando de venir a Estados Unidos a través de rutas de contrabandistas o de narcotraficantes. Si ustedes no pueden venir legalmente, no vengan”. Ahora quedó el problema de los migrantes de cinco mil 995 niños no acompañados, detenidos en varios albergues de los Estados Unidos, entre los que se encuentran 465 que fueron separados de sus familias. Dos mil 53 menores siguen recluidos. ¿Y tenemos un gobierno que pide TPS que ya fue cancelado?”.

alfonsoyurritacuesta@gmail.com