¿Busca bajar su factura de energía? 4 pasos sencillos para convertirse en autoproductor (y cuánto invertir)

El consumo de energía eléctrica se ha incrementado conforme se incorporan más hogares, industrias y comercios al sistema interconectado del país.

Publicado el
Guardar Compartir
Los paneles solares permiten generar energía para utilizarla en diferentes sectores y ahorrar en el consumo de electricidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Los paneles solares permiten generar energía para utilizarla en diferentes sectores y ahorrar en el consumo de electricidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

En años recientes también han surgido iniciativas que permiten al usuario participar como autoproductor para abastecerse y así rebajar el excedente del costo de su factura mensual.

Se observa un crecimiento significativo del número de Usuarios Autoproductores con Excedentes de Energía (UAEE) que han sido conectados a la red de distribución. Para el 2021 se llegó a alrededor de seis mil usuarios y a 42 mil 438 kilovatios (kW) de potencia instalada, según un informe de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE).

La Empresa Eléctrica de Guatemala (EEGSA) posee el mayor número de usuarios, con crecimientos constantes anuales, pero también se registra otro sustancial en la potencia instalada de autoproductores en las áreas cubiertas por Deocsa y Deorsa, indicó la entidad.

El autoproductor es el usuario del sistema de distribución que inyecta energía eléctrica a dicho sistema, producida por generación con fuentes de energía renovable, ubicadas dentro de sus instalaciones de consumo, y que no recibe remuneración por dichos excedentes.

Lea también
En gráficas | Los departamentos con mayor y menor cobertura eléctrica en Guatemala

En la actualidad la mayoría son de energía solar con paneles también hay algunos de biomasa, pero puede ser con otros recursos como eólica, geotérmica, hidráulica o los que más adelante determine el Ministerio de Energía y Minas (MEM), expone la Comisión.

Aunque el usuario no requiere autorización para convertirse en autoproductor, sí es necesario que notifique a la empresa distribuidora, lo cual puede hacer por medio del formulario UAEE en el sitio web de CNEE, en comerciales de EEGSA, Deorsa y Deocsa, o las empresas eléctricas municipales que le brindan el servicio. Los paneles solares y la instalación de los mismos debe ser pagada por el usuario al proveedor de su confianza.

El distribuidor tendrá un plazo de 15 días hábiles para llevar a cabo una inspección técnica de las instalaciones con el fin de verificar que cumpla con los requisitos de la norma específica. Al tener el resultado positivo de la inspección, y si es usuario regulado, el distribuidor procederá a la instalación del medidor en un plazo de 28 días. Los grandes usuarios son los responsables de su sistema de medición, agrega el documento de la Comisión.

El autoproductor no puede vender sus excedentes de energía y no recibirá ningún pago por la energía eléctrica inyectada al sistema de distribución. Sin embargo, esta le servirá para hacer un balance entre lo aportado y lo gastado, y rebajar su factura de energía mensual, porque la compañía lo reconocerá como crédito de energía a favor del usuario. No se tiene un tiempo determinado para consumir ese crédito. En su factura se le cobrará el cargo fijo mensual y cargos por distribución.

Ejemplo de ahorro

La página web de la CNEE pone a disposición una calculadora de autoproducción, en la cual el usuario de 18 empresas de servicio de energía eléctrica —la mayoría son municipales— pueden hacerse una idea de cuánto pagaría al mes en su factura de energía eléctrica al aportar sus excedentes al sistema.

Los paneles solares de uso doméstico se pueden adquirir con capacidad de generación desde 120W, que si reciben luz solar por al menos cinco horas diarias pueden generar 0.75kwh al día, según las consultas a páginas web de empresas que los comercializan e instalan.

La cantidad de energía producida varía durante los días nublados y, en especial, de mayo a noviembre, cuando suele ser la época de lluvia en el país.

Consultada la EEGSA acerca de cuánto podría ser la inversión para instalar paneles solares en una vivienda de consumo promedio y cuánto se puede ahorrar con la energía aportada, la compañía indicó que dependerá de la potencia y número de paneles instalados, así como de otros factores relacionados con su instalación.

Si se utiliza, por ejemplo, un posible cliente autoproductor con 3.3 kW de potencia instalada, su generación será de unos 529 kWh al mes, para lo cual requerirá, por lo general, la instalación de ocho de esos paneles.

De modo que siguiendo el mismo ejemplo, el monto de inversión aproximado para la instalación de los referidos paneles podría ser de Q26 mil 400, los que podrían permitir un ahorro mensual en la factura del servicio de energía eléctrica de unos Q568. Estos montos pueden variar según el tipo de paneles, ubicación y las condiciones de la instalación.

Se sugiere a los interesados en instalar paneles solares en sus viviendas que consulten con un asesor que analice los aparatos instalados y los consumos mensuales, para hacer un cálculo óptimo sobre la cantidad y tipo de paneles que se colocarán en su casa, y el retorno que podría generar la inversión.

 

¿Cómo funciona?

Así puede convertirse en autoproductor de energía, según información proporcionada por la Comisión Nacional de Energía Eléctrica.

1. Los paneles solares transforman fotones de los rayos solares en electricidad.
2. Un inversor transforma la corriente directa en alterna, lo que permite su uso.
3. La energía es utilizada por aparatos eléctricos durante el día —y en iluminación-. Los excedentes que se generan son registrados en el medidor.
4. Durante la noche, el medidor bidireccional usa los excedentes de energía eléctrica en su hogar y hace un balance entre lo consumido y lo aportado, disminuyendo su consumo.

La EEGSA contaba con tres mil 775 clientes autoproductores al 15 de junio último, que representan 24 megavatios de potencia instalada, indicó Ivette Zambrano, vocera de la compañía.
El segmento ha aumentado de forma considerable. Del 2020 al 2021 se sumaron 535 clientes y en lo que va del año se han agregado 415, informó.

Aunque se debe efectuar una inversión inicial para el equipo e instalación, cuando el usuario se convierte en autoproductor, además de reducir el monto de su facturación mensual, ayuda al aprovechamiento de la red de la distribuidora para el almacenamiento de sus excedentes de energía teniendo el control de ello, y a reducir su huella de carbono a través de la generación y consumo de un mayor volumen de energía limpia, añadió Zambrano.

Por su parte, Energuate indicó: “A mayo del 2022 se cuenta con 2,423 usuarios registrados, con un crecimiento promedio anual desde el 2017 de 63%”.

 


0