Cómo la especulación de criptomonedas compite por capitales que eran para el dólar y el oro

Súbitamente, las monedas digitales ahora han entrado como refugio bien preciado en los mercados de valores, y los inversionistas lo han detectado.

PL Plus
Las criptomonedas como el bitcóin ya se han convertido en un método de refugio similar al oro. Foto: Hemeroteca Prensa LIbre
Las criptomonedas como el bitcóin ya se han convertido en un método de refugio similar al oro. Foto: Hemeroteca Prensa LIbre

Los inversionistas están jugando con sus escenarios refugiándose en activos que los están llevando a competir con otros que eran los tradicionales.

Mucho de esto se explica por el proceso de la recuperación económica global, y ante temores que pueden surgir en el ámbito político con la pandemia.

La carrera por encontrar los mejores resultados y tasas de rendimiento dentro del mercado financiero a escala global es voraz, y el terreno que han ganado el bitcóin y otras criptomonedas no es ajeno a esa búsqueda de los capitalistas.

De hecho, el bitcóin, que es un activo digital, ya se ha convertido en un método de refugio similar al oro, petróleo, dólar, materias primas y otros metales que se cotizan y que son buscado como blindaje de inversión en los negocios.

Entre confianza y desconfianza

La moneda digital ahora ha entrado como refugio bien preciado, y es algo que los inversionistas han encontrado.

“Los movimientos de las últimas semanas son resultado, entre otros factores, de un aumento de la confianza en el activo como depósito de valor, una bajada generalizada de la rentabilidad de los activos tradicionales y la pérdida esperada de valor de las monedas fiat (dinero por decreto)”, comentó Felipe Baselga, socio de asesoría financiera de la firma Deloitte Guatemala.

Mientras que para el académico Clynton Roberto López, director de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Francisco Marroquín, (UFM), el valor ha subido por la desconfianza generalizada heredada de la pandemia, sobre todo desde el manejo de los bancos centrales inundando de liquidez las economías.

No deje de leer | Mejora pronóstico económico para Guatemala en 2021: se podría crecer un 5%

Refugio en activos

El oro es un activo físico, pero no monetario, al igual que los bienes raíces y ahora las criptomonedas que son activos digitales, se están utilizando como refugio ante dos tipos de situaciones puntuales: un cambio en las condiciones económicas y otro de condiciones políticas que puedan afectar las inversiones a futuro.

Baselga reconoce que hay que matizar que el bitcoin es un activo digital desarrollado sobre tecnología blockchain que basa su atractivo en su oferta limitada, trazabilidad y seguridad.

Para que un activo se monetice (es decir, para que pueda funcionar como dinero), ha de cumplir tres condiciones:

  • a) Ser unidad de cuenta
  • b) Depósito de valor
  • c) Medio de pago

A su criterio, esto es un proceso que lleva tiempo, pero ya se podría argumentar que el Bitcoin cumple las dos primeras y, cada vez más, la tercera.

No deje de leer | ¿Pueden las empresas contribuir a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Temor a la inflación

Por otro lado, existe una condición importante que es la inflación -a escala global-, que es lo que está sonando actualmente en todo el mundo, y que los inversionistas andan buscando una cobertura.

Al respecto, López confirma que, efectivamente en todo el mundo, hay temores del regreso de tasas altas y volátiles de inflación.

Por eso, los inversionistas buscan resguardo en el oro, y en el bitcóin; mientras que el petróleo usualmente es un buen referente de actividad económica mundial, esta última que no se ha terminado de recuperar, destacó.

En ese juego, lo mismo sucede con el dólar como refugio, cuando se cree que perderá valor los inversionistas tienden a refugiarse como funciona con el oro, los bienes raíces y, ahora, con las criptomonedas.

¿Por qué refugio?

Al buscar este refugio, los inversionistas priorizan los máximos rendimientos a invertir en otros sistemas tradicionales.

Por ejemplo, al invertir en oro, las lo que recibirán será las ganancias de las cotizaciones. Los inversionistas compran posiciones de oro a determinado precio, suben su cotización, y el inversor sabrá en qué momento vende su posición y lograr su mejor retorno.

Pero el otro refugio son las materias primas —commodities—, como el petróleo, que al igual que el oro son los grandes referentes.

A la pregunta: ¿por qué los inversionistas se refugian en una moneda digital?, López responde que puede ser por el temor a las monedas estatales, e inclusive, pueden preferirlo al oro porque -hasta- puede ser confiscado, y tiene altos costos de transacción su almacenaje. El bitcóin, al ser digital, y con todas las plataformas actuales, es mucho más fácil de conseguir.

Baselga dice que a medida que su volatilidad se reduzca, su atractivo como tal crecerá.

Pero consideró que, de momento, persiste un alto grado de especulación a su alrededor y por tanto tendrá un peso reducido en las carteras de inversión actuales, pero cada vez más inversores están incorporando este activo a sus estrategias.

Lea también | Cómo Guatemala fue de los principales socios comerciales de Florida en 2020

Fácil operación

Para el representante de Deloitte Guatemala el crecimiento del valor del Bitcoin no se debe exclusivamente a cuestiones coyunturales, sino que su mayor atractivo para los inversores es su descentralización y que es imposible de manipular al no depender su oferta de un ente centralizado.

En el entorno económico actual de inestabilidad, su valor crece a un ritmo superior, pero indicó que existen factores para pensar que tiene recorrido alcista todavía.

Le interesará leer | En qué falla Guatemala con inversionistas extranjeros cuando negocia contratos

¿Refugio del futuro?

A futuro se visualiza que continuará esa batalla por ganar espacios en los mercados.

“Sí puede convertirse a largo plazo en un mecanismo más permanente no solo de resguardo de valor, sino de transaccionalidad misma. Es decir, el mundo camina a paso veloz hacia una era 100% digital. Entonces, es probable que el bitcóin, u otra moneda digital se conviertan en moneda real de transaccionalidad. Además, las monedas digitales proveen mucha más seguridad a futuro que las monedas estatales”, comentó López.

Baselga aclaró que no todas las criptomonedas y activos digitales como los NFTs son iguales, siguen las mismas reglas o funcionan de la misma manera. Añade que no dejan de ser activos intangibles y con mucho riesgo que dependen del valor que el mercado les dé en un momento determinado.

Indicó que sin duda se seguirán incorporando a la economía como medios de pago y a medida que vayan estabilizando su valor, crecerá su aceptación y su uso. El académico advierte de que una característica actual del bitcóin es su alta volatilidad.

Aunque ha tenido una tendencia determinante al alza sobre todo después de la pandemia, sigue mostrando volatilidad, remarcó.

“Yo recomiendo lo mismo que cualquier inversión especulativa: es decir, diversificación. No se debe invertir todo en un solo activo y se deben considerar acciones, bienes raíces, bonos, y bitcóins”, concluyó López.


0