Cómo marcas superaron la crisis del covid-19 y ganaron más compradores en Centroamérica

Quienes triunfaron en medio de la pandemia tienen tres denominadores en común: priorizaron las necesidades básicas del hogar, favorecieron opciones más económicas y promovieron compras más grandes en cada viaje al punto de venta, afirmó una medición de la firma Kantar, especializada en análisis de mercados.

Archivado en:

Negocios pluspl plus
PL Plus
Las marcas de alimentos, seguidas de las de lácteos, y enlatados fueron las que más crecieron durante la pandemia.
Las marcas de alimentos, seguidas de las de lácteos, y enlatados fueron las que más crecieron durante la pandemia.

El Thermometer Latam fue el que reveló los patrones de crecimiento comunes de las principales marcas que ganaron consumidores en países con diferentes grados de cuarentena.

Marcela Botana, directora de cuentas regional de Kantar explicó que como resultado de esos nuevos hábitos, la mitad de las 20 marcas que más compradores ganaron en Latinoamérica corresponden a la categoría de alimentos (necesidades básicas).

Además, el 80 por ciento de su crecimiento proviene de los productos convencionales a un precio asequible.  “Todos ganaron impulso con la cuarentena y contribuyen con una parte importante del crecimiento en cada país”, explicó.

En el caso de Centroamérica, la firma determinó que al igual que Latinoamérica, el sector de alimentos fuer el que más sumó compradores, la marca que encabeza el listado de las mejores 10 es una de harina de maíz, mientras que dos marcas son de lácteos y dos de cuidado personal. Todas impulsadas por pasar más tiempo en casa.

Como se ha mencionado, el hecho de pasar más tiempo en el hogar ha originado que se cocine más, y probablemente sean las que se han hecho más visibles, por lo que ingredientes para postres o desayuno son las marcas que destacaron en la medición, por lo tanto, al tener más tiempo destinado a preparar la primera comida del día y más momentos de refacción fueron los factores del aumento.

La practicidad también se ha buscado durante el confinamiento principalmente en alimentos, por lo que otros productos que también destacan en este listado son los envasados como atunes y sardinas.

Equilibrio

De acuerdo con la medición el principal desafío al que se enfrentaron las marcas durante la cuarentena fue la pérdida de ocasiones de compra, ya que con la pandemia los consumidores pasaron a visitar menos veces el punto de venta.

Mientras que para la mayor parte de las marcas creció el tiquete de compra y esto compensó la pérdida de frecuencia, para aquellas que más crecieron este año fue porque fueron elegidas más veces y en mayor proporción en cada visita al canal.

Patrones covid-19

Como consecuencia de la pandemia, los hábitos de compra de los consumidores en Latinoamérica están marcados por factores socioeconómicos como el alza en niveles de desempleo o el futuro de la economía, refirió un estudio de mercado de la firma Nielsen titulado: Covid-19 Behavioral Reset.

De acuerdo con el estudio, que elaboró la Unidad de Inteligencia de Nielsen identificó cinco patrones emergentes que pueden ayudar a predecir los impulsores de las decisiones de compra de la pandemia.

El primer patrón es un reajuste de la canasta, por ejemplo, los consumidores con poder adquisitivo, estimados en un 41 por ciento en la región, manejarán con más cuidado los productos que consumen dentro de su canasta básica y tenderán a almacenar más productos considerados “esenciales”.

El segundo, indicó que los consumidores seguirán mezclando los formatos físicos y electrónicos en la compra de productos de primera necesidad.

El tercero se refiere a que continuará la tendencia de “hágalo usted mismo” que tomó auge a principios de la pandemia. Esto significa que continuarán cocinando y horneando en sus hogares debido a las limitaciones para realizar actividades fuera del hogar, con el impacto en los productos de la canasta básica que esto representa.

El cuarto patrón considera una oportunidad para que las marcas muestren su empatía e identifiquen “los nuevos casos de uso de sus productos” para complacer tanto a los consumidores con poder adquisitivo como a los consumidores limitados.

La última tendencia se enfoca en la reactivación del canal, porque un tercio de los consumidores han visto una reducción de las promociones en las tiendas, lo cual podría ser resultado del impacto significativo que tuvo la pandemia en el canal tradicional, que también ha visto un cierre constante de tiendas.

Para Óscar Cabrera, líder analítico de Nielsen para América Latina, las marcas se verán obligadas a examinar cómo se realiza la reactivación del canal, ya sea con diversificación de presentaciones y tamaños, con nuevas estrategias de apoyo a los comercios o con implementación de herramientas tecnológicas, que generen mayor participación al canal.

3