Archivado en: Economía pluspl plus

Cómo podría afectar el alza mundial de materiales de construcción el precio del metro cuadrado

Encarecimiento de materiales a escala mundial empuja subida de 7%. Desarrolladores evalúan si trasladan ajuste al mercado inmobiliario.

Publicado el
Guardar Compartir
El aumento en el precio de las materias primas es global, y en el sector de construcción se reporta un incremento entre un 30 y 50% en materiales como el hierro. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El aumento en el precio de las materias primas es global, y en el sector de construcción se reporta un incremento entre un 30 y 50% en materiales como el hierro. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La escalada de precios de las materias primas internacionales desde que surgió la pandemia se ubica, en promedio, entre el 69 y 105 por ciento, según el índice que las aglomera e impacta a todos los sectores, incluidos el inmobiliario y el de construcción.

LEA TAMBIÉN:
“No sé qué información le llega al presidente, esto es una bomba de tiempo”

La pandemia no fue la causa principal del aumento en los precios, porque antes ya estaban subiendo, explicó Paulo de León, director de Inteligencia Económica y Financiera de Central American Business Intelligence (Cabi), durante un conversatorio organizado por la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios de Guatemala (Adig).

“El aumento de las materias primas ya se trasladó al consumidor y a la expectativa de inflación futura”, resaltó De León.

El precio por metro cuadrado de construcción subió entre un 6 y 7 por ciento, según Diego Rivera, miembro de la junta directiva de Adig, y por eso los desarrolladores evalúan si trasladan esa alza al precio de venta o si algunos proyectos tienen la capacidad de mantener los costos del año pasado.

El sector de bienes raíces cayó en febrero del 2020, pero a partir de junio empezó a despegar porque las personas notaron que invertir en bienes raíces protege el valor del dinero, refirió De León.

Los inversionistas se están protegiendo ante un dólar que pierde valor y están comprando propiedades, por lo que están impulsando la demanda de toda la cadena de suministros mundial. “Cuando Estados Unidos vende viviendas es por más de un millón y las personas están privilegiando la compra de adquisición de bienes reales”, resaltó el analista.

El sector de construcción en EE. UU. y en Guatemala está en crecimiento, pero eso se explica por la vivienda, y no tanto por la parte comercial, dijo el director de Cabi.

Lea también: El 1, 2, 3 de la internacionalización de las empresas (los retos y requisitos para lograrlo)

Impacto local

Debido a ese problema macroeconómico mundial, en el sector de construcción hubo un incremento entre un 30 y 50 por ciento en materiales como el hierro, pero también afectaron factores como las tormentas y las heladas del año pasado.

En cuanto al acero, desde octubre pasado se registró una escalada de precios del 95 por ciento, y en Guatemala aún no se ha trasladado todo ese porcentaje, sino en un 57 por ciento, equivalente a unos US$400 por tonelada, y por quintal, Q140, indicó Jacobo Alvarado, director de Corporación Aceros de Guatemala.

“No hemos terminado de cubrir las alzas internacionales y todavía se podrían observar más movimientos en el mercado local”, expresó Alvarado.

Según el último Informe del Costo Mensual de Precios de Materiales de Construcción, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el quintal de hierro grado 40 cambió de un 3.52 por ciento entre marzo y abril últimos y pasó de Q110.48 a Q114.37. También el hierro grado 60 pasó de Q110.09 a Q113.84, equivalente a una variación de un 3.41 por ciento.

Efectos se verán en 2022

La inflación promedio para los próximos 10 años se ubica, en promedio, en 3.8 por ciento anual, y a lo largo de la pandemia ha bajado a 2.2 por ciento, pero el nivel actual enciende las alertas, dijo Paulo de León, director de Cabi.

Por lo tanto, la inflación subyacente es la más alta que se ha observado en los últimos 25 y 30 años.

Hay probabilidades de que la Reserva Federal de Estados Unidos no suba las tasas de interés este año y decida dejar correr la inflación; por lo tanto, será en el 2022 que empiece a apretar un poco la economía, subiendo las tasas de interés, explicó De León.


0