¿Cuánto gasta (en quetzales) un vehículo híbrido o eléctrico en Guatemala?

La movilidad sustentable avanza en el país con el uso de vehículos de energía limpia.

Publicado el
Guardar Compartir
La ruta 5  del Transmetro utilizará buses eléctricos. (Foto Prensa Libre: Hemertoeca PL)
La ruta 5 del Transmetro utilizará buses eléctricos. (Foto Prensa Libre: Hemertoeca PL)

Se calcula que más de dos mil 500 vehículos híbridos —automóviles, camionetas y camionetillas—, 145 vehículos eléctricos —automóvil, camionetas, microbús, camión, panel y picop—, y unas 770 motocicletas eléctricas circulan en el país, según la Asociación de Movilidad Eléctrica de Guatemala (Amegua), proporcionada por la Empresa Eléctrica Gautemalteca, S. A. (EEGSA).
Diversas entidades y comercios han instalado estaciones de carga eléctrica y de carga semirápida disponibles al público como las ubicadas en las zonas 9, 10, 14, 15, 16 y 24 capitalinas, y en Escuintla. Otras seis estaciones están en construcción.

En la provincia se han instalado cargadores eléctricos en Antigua Guatemala, Jalapa y Panajachel, según Amegua.

Juan Carlos Botrán, presidente de la referida organización, explica que si bien el usuario debe invertir un poco más en el precio de los vehículos respecto de las unidades que operan con combustión, tiene beneficios como generar menos emisiones de gases de efecto invernadero y el ahorro que se puede reflejar en menor consumo de energía comprado con el consumo de otros combustibles y que la unidad no requiere mantenimiento continuo de piezas o servicio al motor.

Botrán utiliza un vehículo eléctrico que tiene 400 km de autonomía, lo recarga cuando ha recorrido unos 300 km y gasta cerca de Q80 en cada carga similar, que representa Q0.27 por km.
Dijo que a un vehículo eléctrico se le debe hacer una revisión cada 60 mil km y su mantenimiento es mucho más barato que el de un carro de combustión, que requiere mantenimiento cada 5 mil km, cambio de aceite, de líquido y revisión de frenos y bujías.

Quienes tienen vehículos eléctricos los cargan por las noches en un medidor especial que se solicita a la compañía distribuidora del servicio de energía eléctrica, que no se puede emplear para otros aparatos o dispositivos. Durante la noche y madrugada las empresas ofrecen mejor tarifa de energía que la normal residencial, indicó.

En promedio, un vehículo eléctrico consume 60 kWh para hacer una recarga completa que le permite recorrer alrededor de 350 km por recarga, expone Ivette Zambrano, vocera de EEGSA.
El consumo y autonomía dependen del tipo y tamaño del vehículo. Además, EEGSA ha establecido tarifas horarias para tener menor costo de la energía si recarga el vehículo de 22 a 6 horas.

En la actualidad, se empieza a ver mayor participación de diferentes importadoras y distribuidoras de estos autos en el país, que incluye unidades individuales y flotas como paneles de reparto, camiones o vehículos más pequeños. También empezaron a ofrecer algunos modelos de alta gama.

En San Juan Comalapa hay una iniciativa para el uso de mototaxis eléctricos. Asimismo, la Municipalidad de Guatemala está en el proceso de licitación para adquirir buses eléctricos para la ruta 5 del Transmetro, explicó Botrán.

El uso de vehículos eléctricos tendrá beneficios al menos dos años después de adquiridos, si se recorren 20 mil km al mes; de lo contrario tomará más tiempo compensar el gasto y percibir los beneficios de la inversión, comentó el directivo.

El sector está a la espera de que el Ministerio de Energía y Minas presente la iniciativa de ley de movilidad eléctrica. En la última propuesta que conocieron del proyecto se incluían, entre otras disposiciones, incentivos fiscales.

Esta norma podría llevar al crecimiento del número de vehículos eléctricos en el país, puntualizó Botrán.

Entre esos incentivos, se propone eliminar los tributos de importación como el impuesto a la primera matrícula, el impuesto al valor agregado y los aranceles de importación para vehículos eléctricos enchufables e híbridos. El plazo de la exención sería por 10 años.

En el caso del impuesto sobre circulación de vehículos se empezaría el primer año con exoneración total, reduciendo el beneficio cada año durante los siguientes cinco. La idea es que el mercado y el acceso a este tipo de vehículos vaya madurando.

También se prevé exoneración de impuestos para repuestos específicos de carros eléctricos como los motores controladores y baterías, y para todo el equipo de punto de recarga de electricidad. Se busca de esta manera nivelar un poco más los costos de compra del vehículo eléctrico, hizo ver Botrán.

En un restaurante de la zona de Mixco se instaló un estación de carga Enel X que permite a los usuarios de vehículos eléctricos acceder a una carga rápida y cuenta con fuentes renovables de autoproducción de energía, como dos turbinas eólicas de hasta 4,000 vatios, paneles solares, y energía eléctrica de generación hidroeléctrica, se informó.

Otros tipos de energía:

 


0