Impuestos: Estas son las principales omisiones y equivocaciones al momento de declarar y tributar

¿Alguna vez ha cometido usted un error al calcular sus impuestos? Si es así, sabe que las consecuencias pueden resultar muy costosas.

Publicado el
Guardar Compartir
Los costos de su empresa o gastos personales pueden subir por errores de cálculo en los impuestos. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Los costos de su empresa o gastos personales pueden subir por errores de cálculo en los impuestos. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Los errores en el cálculo de los impuestos pueden ser muy costosos. Calcular el impuesto al valor agregado (IVA) o el impuesto sobre la renta (ISR) parecieran muy simples, pero aunque se conozca el sistema, se pueden cometer equivocaciones por falta de atención o por simple desconocimiento

Es importante saber cómo calcular los tributos de forma correcta para evitar errores y a la vez, estar mejor preparados para solucionarlos, en caso de que se incurra en ellos.

Partamos de lo indicado en el Código Tributario, artículo 111 que en su primer párrafo indica: “Error de cálculo. Cuando el sujeto pasivo de la obligación tributaria hubiere cometido error de cálculo y no de concepto, del que resultare diferencia a favor de la Administración Tributaria, éste le requerirá el pago de lo adeudado, corriéndole audiencia por cinco (5) días hábiles. Transcurrido el plazo de audiencia, el pago deberá efectuarse inmediatamente y sin más trámite dentro del plazo improrrogable de cinco (5) días”.

Un error de cálculo

¿Quién está exento de cometer errores al calcular sus impuestos? Ninguna persona está exenta de cometer errores al calcular sus impuestos. Posiblemente no es porque sea difícil calcularlos, sino que simplemente no prestamos suficiente atención a los detalles.

Imagine que usted está cerca de fin de mes y debe preparar sus impuestos; y desea asegurarse de haber sido lo más preciso posible para evitar problemas, por lo que revisa todas sus facturas y registros de ventas y quiere que todo sea correcto.

Observa que hay una factura para un cliente con el que había estado en contacto, pero no termina haciendo su negocio; pasadas las horas, olvida anular la factura, lo que significa que ha calculado sus impuestos sobre una base que no procedía.

Los errores de cálculo de impuestos se pueden producir de diferentes maneras y esto son los más comunes:

  • No aplicar las notas de crédito recibidas.
  • No anular facturas en tiempo y forma.
  • No considerar los cambios en la legislación tributaria.
  • No emitir las notas de crédito en tiempo y forma.
  • No respetar los plazos de vencimiento de impuestos.
  • Usar formularios incorrectos.
  • No mantener una contabilidad adecuada.

Un error de concepto

Para calcular correctamente los impuestos es importante comprender cómo hacerlo, así que veamos el siguiente caso sobre un contribuyente que no tiene claros los conceptos de base imponible y de alícuota.

La base imponible es el valor que se aplica a un impuesto en particular. En la mayoría de los casos, la base imponible es el valor sobre el cual se calcula el impuesto. La alícuota, por otro lado, es un factor que se utiliza para calcular el impuesto a pagar.

En este caso, la alícuota se expresa como un porcentaje de la base imponible. Por ejemplo, el IVA se calcula sobre un 12%. En este caso, usted facturó en el mes anterior la cantidad de Q1,120, la base imponible para el cálculo del impuesto será el valor de la factura descontando el IVA, y la alícuota es del 12%. Si se calcula el impuesto de la siguiente manera: 12% de Q1,120 = Q134.40, entonces se ha cometido un error.

En lugar de calcular el impuesto sobre la base imponible (Valor de la Factura menos IVA), se ha calculado sobre el total de la factura. En este caso, se ha cometido un error y se debe pagar más impuesto.

¿Qué pasa si se pagan impuestos de más?

¿Quién no ha oído alguna vez el dicho “es mejor prevenir que curar”? Esto es especialmente cierto cuando de impuestos se trata y pagar de más no es algo recomendable, ya que siempre representa un dinero que podríamos haber utilizado para invertir en el negocio.

Para ello, se necesita cuidado a la hora de rellenar los datos en las declaraciones de impuestos, ya que un error de cálculo o por desconocimiento puede ser motivo de sanciones.

Todos los contribuyentes tienen derecho a la devolución de los pagos en exceso. El código Tributario en su artículo 106 establece que “el contribuyente que quisiere corregir la declaración, podrá rectificarla” y el artículo 111 en su segundo párrafo, dice lo siguiente: “Si la diferencia fuere a favor del contribuyente, la Administración Tributaria lo notificará a quien corresponda y procederá a acreditar en cuenta o a solicitar al Ministerio de Finanzas Públicas que haga efectiva la devolución de tal diferencia, si la resolución respectiva no fuere impugnada.”

Si usted se da cuenta que que pagó impuestos demás, es importante analizar si está dispuesto a solicitar una devolución de ese pago indebido ante la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). Si es así, debe preparar todos los documentos de soporte para que no existan problemas a la hora de que se le requiera revisar dicha solicitud y la misma no sea rechazada.

¿Qué pasa si pago impuestos de menos?

Si de forma involuntaria, usted pagó impuestos de menos y recibe un aviso de la SAT, debe atenderlo o puede provocar una auditoría.

Dependiendo del tipo de impuesto, debe pagar una multa sobre la diferencia del tributo que no se pagó correctamente. Veamos este ejemplo: Se acerca fin de mes y hay que pagar el IVA; por motivos ajenos a su buena voluntad, realiza un pago menor al establecido en los registros contables y la diferencia es de Q1,000 a favor de la Administración Tributaria. Meses después recibe un aviso para que cubra la diferencia.

Lea también: ¿Sabe usted cuál es la carga tributaria que lleva sobre sus hombros?

El Código Tributario, en su artículo 91 establece que los pagos extemporáneos de los impuestos percibidos o retenidos o el IVA serán sancionados con una multa al cien por ciento (100%) del impuesto; pero si el responsable del pago lo hiciera efectivo antes de ser requerido por la SAT, la sanción se reducirá en un cincuenta por ciento (50%). El costo de este error puede representar un buen porcentaje de su ganancia.

Por lo tanto, recuerde que si no tiene un buen control de sus ingresos y egresos, es posible que termine pagando impuestos incorrectamente, lo que repercutirá en multas y auditorias que podrían poner en riesgo su patrimonio.


0