¿Son más competitivos los precios de la electricidad cuando la fuente de generación es renovable?

En ciertas épocas del año aumenta la generación de energía con recursos renovables, principalmente con hidroeléctricas, pero el efecto en los precios depende de varios factores.

PL Plus
El país debe seguir impulsando energía renovable, afirman expertos. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
El país debe seguir impulsando energía renovable, afirman expertos. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

En la semana del 13 al 19 de septiembre 2020, la generación de energía eléctrica a través de recursos renovables alcanzó el 87.96% del total producido en el país, cifra que representa la mayor participación de estas energías en la matriz de generación de electricidad en el transcurso del año, según la CNEE.

La mayor parte de esta generación, el 83.40% correspondió a energía producida mediante hidroeléctricas debido al aumento de los caudales de los ríos.

Las otras energías renovables que se aplicaron fueron la geotérmica, solar, eólica y biogás para la referida semana, cuyos aportes significaron 4.56%. En otra época del año, con la zafra de noviembre a abril, los ingenios azucareros también aportan energía con biomasa.

Sin embargo, surge la duda si este comportamiento permite una baja en los precios de la electricidad y a quienes puede beneficiar.

El efecto en los costos

El presidente de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE), Rodrigo Fernández, explicó que el tener una alta generación con renovables un solo día no marca tendencia, pero sí cuando existe un mayor aporte por un tiempo más prolongado.

El comportamiento en el precio se debe a que las generadoras de electricidad tienen un costo variable de generación menor al resto de centrales que usan recursos fósiles (derivados del petróleo o carbón).

La baja se puede percibir en el precio de oportunidad de la energía o precio spot (compra venta de energía sin contrato).

Sin embargo, depende de otras variables como el nivel de demanda de energía eléctrica en Guatemala, las transacciones de importación y exportación, entre otras, agregó el funcionario.

Según la CNEE, desde la semana 30 del presente año ha ido disminuyendo el precio spot derivado del incremento de la generación con energía renovable a partir de dicha semana, y el precio spot ha tenido algunas modificaciones.

  • La semana del 13 al 19 de septiembre 2020 del total generado el 87.96% fue con energía renovable, el promedio semanal del precio spot por Megavatio hora (MWh) fue de US$39.35
  • Le sigue la semana 37 (del 6 al 12 de septiembre) registró 83.50% con renovables, y el promedio semanal fue de US$33.40
  • Además, la semana 39 (del 20 al 26 de septiembre) con 82.98% de generación renovable el precio promedio llegó a US$39.64.
  • En la semana 40 (del 27 de septiembre al 3 de octubre) con 79.74% de aporte, se registró en US$39.26.

Aunque esas variaciones fueron leves entre sí, respecto de montos registrados en otras épocas del año son más bajos. El precio máximo del 2020 fue reportado en junio con US$60.39.

Sin embargo, se debe tomar en cuenta en que hubo algunas semanas de enero a marzo en que el precio estuvo entre US$26 a US$29.

Tanto Fernández como Jorge García Chiu, experto en temas de energía, explicaron que las generadoras tienen costos variables de generación menores a otras plantas productoras, pero se deben tomar en cuenta otras aristas, ya que el precio no solo depende de ese tipo de energía.

Las otras variables de las que dependen son el nivel de consumo o demanda de energía eléctrica en esa hora, de las transacciones de importación o exportación que se tengan programadas, del estado de la red de transmisión, el precio de derivados del petróleo o fósiles para complementar la demanda requerida porque las hidroeléctricas y otras renovables ya que están no se dan abasto para cubrir toda la demanda.

¿Cómo impacta en el precio a los usuarios?

Según García Chiu, los cambios en el tipo de generación y costos del precio spot se perciben principalmente en las empresas que grandes usuarios u otros demandantes que compran energía sin contrato.

La CNEE añade que los usuarios perciben estos efectos a través de los ajustes que se realizan de forma trimestral en la tarifa de distribución final (usuarios de las empresas de distribución como EEGSA, Deocsa y Deorsa).

Esto se debe a las condiciones de algunos contratos que tienen las distribuidoras dentro de las cuales se estipula que en las horas donde el precio de oportunidad de la energía o precio spot es bajo, la distribuidora deja de comprar energía de los contratos y se adquiere del mercado de oportunidad para abastecer la demanda regulada. A estos se les denomina como contratos con opción de compra.

García Chiu agrega que el país debe mantener una matriz energética que le permita aportar entre 60% a 80% del total de electricidad demandada.

No aconseja, sin embargo, que sea mayor ya que al depender de los recursos naturales si hay variables en el clima el país podría enfrentar problemas si no tiene con qué sustituir los renovables.

Otra acción recomendada es que se continúe con acciones incluyendo licitaciones, para instalar y contratar más generadoras de energía de diversos recursos porque se debe mantener la capacidad para atender el aumento anual de la demanda.

A su criterio, de no continuar con la instalación de más generadoras, principalmente renovables, se corre el riesgo de que se tenga que convocar con grandes cantidades a las no renovables, aspecto que podría afectar al alza el precio para el usuario.

0