Historia de Guatemala: Se decretan la bandera y el escudo en 1871

Símbolos nacionales vigentes cumplen este año siglo y medio de haber sido decretados.

Publicado el
Se decretan la bandera y el escudo
El escudo tiene rifles Remington de la época (1871). Además, dos espadas, símbolo de justicia y soberanía, desenvainadas y en oro, se entrecruzan en ángulo recto al de los rifles. Las ramas de laurel, símbolo de victoria, rodean el conjunto. Foto Prensa Libre: Fernando Cabrera

Para marcar una ruptura simbólica con el período conservador de tres décadas, el gobierno de Miguel García Granados adoptó nuevos símbolos nacionales para la República de Guatemala. Hasta entonces existía una insignia de franjas horizontales que combinaban el rojo, amarillo, blanco y azul. Fue así como el 17 de agosto de 1871 se decretó la creación de una nueva bandera nacional con dos colores: el azul y el blanco, que aún prevalece con leves modificaciones.

Debido a que la producción de añil aún era fuerte en el país y en toda la región centroamericana, fue dicha tonalidad la predominante por casi un siglo.

Sin embargo, no existía una reglamentación específica. Abundaron las tonalidades, ya sea por intención o por método de fabricación. En 1968 se decretó que el color es azul cielo, y en 1997 se emitió una ley que rige los parámetros de tonalidad de la bandera según estándares internacionales de Pantone.

Se decretan la bandera y el escuco
La bandera nacional se decretó el 17 de agosto de 1871. Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL

Tres meses después

El 18 de noviembre de 1871 se emitió el decreto 33, mediante el cual se oficializó el escudo nacional de armas de Guatemala, el cual sigue vigente, con algunas variantes en las especificaciones del diseño. No existe un documento que acredite algún encargo u oficialice la autoría. Sin embargo, según la tradición, el concepto original habría sido del artista suizo Juan Bautista Frener, quien se desempeñaba como jefe de la Casa de la Moneda.

En aquel 1871, apenas tres meses después del triunfo del movimiento Liberal, se conmemoraban los 50 años de la Independencia patria. A Frener le encargaron la decoración de un salón para una recepción oficial. Colocó un arreglo con ramas de laurel, sables y fusiles Remington, que fueron claves en la Revolución de 1871 y un pergamino con la fecha de la Independencia, encima del cual colocó un quetzal disecado. La idea agradó al presidente Miguel García Granados y a Justo Rufino Barrios, quienes le habrían pedido grabar una moneda con esa idea. Hubo variantes, como un moño para atar los laureles o la inclusión de granos de café en dichas ramas, pero posteriormente fueron descartadas.

En el Salón de Recepciones del Palacio Nacional existe un escudo con los elementos reales y bajo los lineamientos vigentes, que se presenta en la fotografía de esta página.

Con información de Emblemas Nacionales de Albertina Gálvez y grajedamena.ufm.edu.gt

SERIE HISTÓRICA (60)