Belleza del Río Dulce en innecesario riesgo

Opinión

Me parece innecesario hablar  sobre la belleza natural del área nacional conocida como Río Dulce, en la cual se integra no sólo esa bellísima avía fluvial, sino todo el espacio del Lago de Izabal. Hablar de no abstenerse de realizar actividades causantes desmedro al entorno natural, es particularmente difícil en un país como el nuestro, donde alguien manda a talar a las dos de la mañana  un bosque de jacarandas situadas en las inmediaciones del Aeropuerto La Aurora, en plena capital, porque tapaban la vista de vallas publicitarias gigantescas. Lo menciono porque se trata de un ejemplo simple, inadvertido por la actual situación de inseguridad del país.