El desconcierto de los apachurrados

Opinión

Gobernar siempre significa beneficiar y postergar intereses. Es patente ese rumbo de pérdidas y ganancias en la economía. La responsabilidad no se encuentra en manos invisibles ni númenes desconocidos. Un conjunto de decisiones crean cortos circuitos en el crecimiento de la riqueza nacional.