Retrato de un conquistador

Hemeroteca

Arrogante, valiente y galante, Pedro de Alvarado conseguía ser cruel y encantador a la vez. Era un hombre de guerra persiguiendo la gloria en las tierras recién “descubiertas”.