La recaptura de la Universidad Rafael Landívar

Opinión

Desde ayer está circulando una carta abierta dirigida a las autoridades de la Universidad Rafael Landívar (URL) de parte de los docentes, investigadores, estudiantes, centros de investigación, organizaciones sociales y personas particulares que han visto con preocupación cómo en el último año la URL desanda el camino que se trazó en su último plan estratégico quinquenal. Dicho plan está marcado por la decisión de este ente jesuita de educación superior de reafirmar y potenciar su compromiso social con Guatemala, en particular, con los más desfavorecidos. ¿Sus medios? Los que corresponden a una universidad seria: elevar la calidad científica y crítica de su práctica de investigación, de la docencia y de la proyección social de la institución, cuestionando la realidad en que estamos inmersos, en lugar de consentir con el estatus quo; aportando a la par propuestas de cómo convertirnos en una sociedad más democrática e incluyente.

Sergio Ramírez fustiga a muchos

Opinión

El miércoles tuve oportunidad de asistir a la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Landívar a una reunión de Sergio Ramírez Mercado, reciente  ganador del premio Cervantes de Literatura, quien vino a Guatemala para a promoción de su último libro. Como era de esperarse, solo el diez por ciento del tiempo se habló de lo literario, y el 90 restante el tema fue lo político actual del istmo, de lo cual es conocedor por haber sido vicepresidente de la primera etapa de Daniel Ortega. Este artículo presenta algunos de los criterios expresados, cuya actualidad es evidente, presentados no en forma cronológica, sino según su importancia, a mi juicio.

El valor de la Plaza Pública

Opinión

<div> Conocí el medio digital Plaza Pública cuando arrancaba. Entiendo que no era un proyecto </div><div> aislado, sino parte de la visión estratégica que tenía la Rectoría de la Universidad Rafael Landívar (URL) para imprimir otra dinámica a su quehacer y proyectar su labor mucho más allá del aula, expandiendo la capacidad de la institución de contribuir por múltiples vías a solucionar los acuciantes problemas de desarrollo del país. Junto con la Plaza se ampliaron también la investigación (se creó hasta una vicerrectoría específica y se financió investigación), así como la proyección social e incidencia de la Universidad de una manera tal, que ha marcado la diferencia estos últimos años, oxigenando el anodino ambiente universitario que impera en el país.</div>