Asesinan en pleno concierto a vocalista de banda de Rock de El Salvador

Un integrante de una banda salvadoreña de metal fue asesinado la noche del sábado en el municipio de Armenia (este) cuando el grupo brindaba un concierto, informó este domingo un portavoz de la Fiscalía General de la República (FGR).

César Francisco Canales Ramírez, de 27 años, vocalista de la banda "Apes of God" que murió en concierto. (Foto Prensa Libre: Apes of God)
César Francisco Canales Ramírez, de 27 años, vocalista de la banda "Apes of God" que murió en concierto. (Foto Prensa Libre: Apes of God)

El hecho se registró en el barrio La Cruz, en la localidad de Armenia, y la víctima, quien era el vocalista de la banda Apes of God, fue identificado como Cesar Canales, cuya edad no fue precisada.
La fuente explicó que la víctima fue atacada con arma de fuego durante un concierto que la banda brindaba.

El portavoz de la FGR agregó que hasta el momento “se desconoce quien o quienes son los responsables del hecho”.

Según el periódico local La Prensa Gráfica, Apes of God era una de los siete grupos invitados al evento “Green Metal Concert”, organizado por el colectivo salvadoreño Armenia en Pie.

Este hecho se suma al de un músico asesinado en julio de 2016 en la capital tras golpear involuntariamente con su vehículo a otro automóvil, cuyo conductor se bajó y sin mediar palabra le propinó tres disparos.

El artista, identificado como Juan Carlos Cruz, de 25 años, pertenecía a la banda de metal Slave of Hate, con la que había tocado horas antes de su asesinato en un bar de San Salvador, del que salía cuando sucedieron los hechos.

El Salvador es considerado uno de los países más violentos del mundo por las tasas de entre 103 y 50,3 homicidios por cada 100.000 habitantes registrados entre 2015 y 2018.
La mayoría de estos crímenes son atribuidos a las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), las facciones Revolucionarios y Sureños del Barrio 18 y otras minoritarias.

Un estudio presentado por la Embajada de Estados Unidos en El Salvador en marzo de 2017 señala que el 62,4 % de los jóvenes que se ha unido a las pandillas o “maras” en este país lo hicieron por “ocio” o “amistad”.

Estas estructuras criminales, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro Administraciones.

Video de la banda:

Contenido relacionado:

>Integrantes de la banda Blink-182 presenciaron el atentado en El Paso, Texas

>Promociones para salvadoreños que visitan Guatemala por las fiestas agostinas

>Por qué fracasó el invento de Leonardo da Vinci para hacer realidad el sueño de volar