El virtuoso Joshua Bell dará un concierto en Guatemala 

El violinista estadounidense Joshua Bell se presentará por primera vez en Guatemala en un único concierto, el 7 de julio próximo, junto a la Orquesta Filarmónica Joven de Colombia.

El destacado músico Joshua Bell apoya programas de educación musical para niños y jóvenes. (Foto Prensa Libre: cortesía Joshua Bell)
El destacado músico Joshua Bell apoya programas de educación musical para niños y jóvenes. (Foto Prensa Libre: cortesía Joshua Bell)

Joshua Bell comenzó a tocar el violín a los 4 años y desde los primeros momentos de su contacto con este instrumento, sabía que era el indicado. Y no se equivocó en su elección, pues es considerado uno de los mejores violinistas del mundo, algo con lo que no concuerda el músico estadounidense, puesto que para él lo más importante es llevar su arte al público de todo el mundo.


En entrevista que concedió a Prensa Libre, vía telefónica, Bell, de 40 años, habló un poco de su trayectoria de 30 años, su expectativa de conocer y presentarse en Guatemala, el 7 de julio, y sobre la importancia de acercar y fomentar el conocimiento musical en niños y jóvenes.

Usted se ha presentado con las más prestigiosas orquestas del mundo, ¿por qué eligió a la Orquesta Filarmónica Joven de Colombia para su concierto en Guatemala?
Me gusta siempre tener la oportunidad de tocar con músicos jóvenes. No tienen la experiencia profesional de músicos de mayor edad, pero tienen energía y entusiasmo y eso me emociona. Cuando era joven, aprendí mucho de músicos con mayor experiencia y quiero regresar ese conocimiento a los jóvenes. Espero que pueda influenciarlos e inspirarlos de alguna manera. No recuerdo un solo instante de mi vida en el que no haya tocado violín.

¿Qué consejo puede darles para perfeccionar su arte?
Principalmente, que sean apasionados y amar lo que hacen. Ellos necesitan buenos modelos y no solo jugadores de futbol o estrellas de pop, sino que vean que la enseñanza de música puede ser divertida. Cuando los jóvenes tocan música clásica, atraen a personas de su edad a estos conciertos.


Usted tiene una interminable e inigualable lista de logros profesionales y educativos, ¿hay alguna meta que le hace falta realizar?
Hay muchas cosas que quiero hacer en mi vida y trataré de hacer la mayor parte que pueda. Quiero continuar tocando y conduciendo mi propia orquesta en la Academia —St Martin in the Fields—. También, quisiera interpretar otro repertorio que aún no he tocado.

¿Qué opina de que se le conozca como el mejor violinista del mundo?
Creo que eso viene de mi madre, que me considera el mejor violinista del mundo (ríe). Pero estoy muy feliz de tener la oportunidad de presentarme en muchos países. Lo importante para mí es llevar mi música a la gente, y eso no tiene nada que ver con que se me denomine así.

Esta es su primera vez en Guatemala, ¿ha escuchado música de nuestro país?
Me encanta la música de Latinoamérica, pero específicamente no he escuchado la de Guatemala. Tengo curiosidad de escuchar música local y probar comida guatemalteca. Mi pasión, después de la música, es comer. Cuando voy a un nuevo lugar, me gusta explorar todo lo que pueda. Espero poder conocer muchos sitios en Guatemala, aunque mi visita sea corta, de dos a tres días.
Me gusta el público latinoamericano porque es muy cálido y extrovertido.

¿Cómo se prepara antes de cada concierto?
Desde niño, me concentro cuando estoy tocando. Cuando mi familia me veía tocar, se sorprendía de que ni siquiera los escuchaba de lo tan concentrado que estaba. Me enfoco, inhalo profundamente y llego a una zona en la que me siento cómodo y que me ayuda a concentrarme en la música, porque aún me pongo nervioso antes de cada concierto.

La cita

Joshua Bell se presentará el sábado 7 de julio en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, a las 19 horas. Entradas, Q300, Q600, Q900 y Q1 mil 200.

Perfil de Joshua Bell

  • Ha sido solista y músico de cámara por más de 30 años.
  • Ha grabado más de 40 discos, algunos de los cuales han sido galardonados con premios Grammy.
  • Desde el 2011 es director musical de la Academia de St. Martin in the Fields.
  • Desde que debutó en 1985 en el Carnegie Hall, ha tocado con las orquestas y directores de mayor renombre del mundo.
  • Entre los programas de educación musical en los que ha participado está la primera misión cultural a Cuba y el Comité de John F. Kennedy para las Artes.
  • Una de sus obras sociales más importantes es Educación a través de la música, que dona instrumentos a niños.
  • Ha recibido innumerables reconocimientos como Instrumentalista del Año (2010) o el Avery Fisher.
  • Toca en un violín Huberman Stradivarius de 1713.

Contenido relacionado