Microplástico es la palabra del año

La Fundación del Español Urgente (Fundéu) selecciona al microplástico como palabra del año.   Una reflexión sobre un problema de contaminación mundial.

Esta es la sexta ocasión en la que la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia Efe y BBVA, da a conocer su palabra del año. (Foto Prensa Libre: Servicios).
Esta es la sexta ocasión en la que la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia Efe y BBVA, da a conocer su palabra del año. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Javier Lascuráin, Coordinador general de la Fundéu BBVA, comenta que la palabra fue seleccionada porque representa un problema actual.  “La contaminación por plástico de los ecosistemas marinos se nos presenta en forma de partículas minúsculas, a menudo indetectables a simple vista, pero que ya no solo están en algún remoto lugar de los mares”, expresa en el comunicado emitido por esta entidad.

“Ahora está muy cerca, peligrosamente cerca: en el pescado que comemos, en la sal con la que lo condimentamos, en la inocente arena con la que jugamos en la playa, en nuestro propio cuerpo…”, agrega.  El profesional expresa además que ésta permite entender mejor la dimensión y la cercanía de un problema de peso.


Los expertos calculan que cada año se vierte al mar cerca de ocho millones de toneladas de plástico, una cantidad de desperdicios que ya no solo son un peligro para la vida de los animales marinos.  Numerosos estudios demuestran que los trozos más pequeños en los que se descomponen la basura plástica son ingeridos por los peces y, en el caso de las de menor tamaño, hasta por el plancton que forma la base de la cadena alimentaria marina.

Lascuráin también llama a la reflexión sobre los elementos que se utilizan de este material que van desde los vasos, las pajillas, bolsas y otros materiales.  “Podemos argumentar (aunque suene más bien como una excusa) que nuestro ritmo de vida, las grandes compañías y su implacable mercadotecnia nos empujan a ese tipo de consumo. Pero en algún momento, y tiene que ser más pronto que tarde, habrá que romper ese círculo vicioso”, concluye.

 


Este problema ha llevado ha tomar medidas en diferentes países e instituciones que buscan eliminar o disminuir el uso del plástico.  Guatemala también ha tenido este tipo de iniciativas como las multas que van de Q500 a Q1 mil  para quienes comercialicen con plástico en Santa Catarina Barahona,Sacatepéquez o de Q5 mil en San Andrés Samataban, en Sololá. 

En la historia
Este es el sexto año consecutivo que Fundéu organiza esta dinámica.  Para este año participaron 12 palabras más entre las que se encontraban Dataísmo, procastrinar, mena y micromachísimo.  

En los dos años anteriores se eligieron vocablos con tintes políticos o sociales. En el 2016, fue populismo (tendencia política que pretende atraerse a las clases populares) y en el 2017, aporofobia (fobia a las personas pobres o desfavorecidas).

Contenido relacionado:
>Contaminación en el lago de Atitlán
>
Aumenta multa por tirar basura en Villa Canales
>
Contaminación del río Ocosito asfixia plantaciones de mangle y merma la pesca artesanal

0