Museo Miraflores regresa: fecha, precios y curiosidades qué no debe perderse

Con una gran colección y novedosas interacciones reabre este museo de sitio, ubicado en donde estuvo Kaminaljuyu.

Publicado el
Museo Miraflores alberga una colección que cuenta con piezas arqueológicas originales de más de 3 mil años de antigüedad. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Museo Miraflores alberga una colección que cuenta con piezas arqueológicas originales de más de 3 mil años de antigüedad. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Al entrar al nuevo Museo Miraflores tendrá la oportunidad de tocar algunas piezas, tocar una muy pesada pelota con la que jugaban en la antigüedad y por qué no, retar a sus amigos o familiares en juegos interactivos en los que pondrá a prueba sus sentidos y conocimientos.

Además, también conocerá tesoros que se guardan del lugar donde estuvo la gran metrópoli llamada Kaminaljuyu y que estaba ubicada en ese mismo lugar, en donde se encontraban y comerciaban productos traídos de diversas partes de Mesoamérica. Uno de los sitios precolombinos ocupados desde el año 800 a. C. hasta el año 900 d. C., casi dos mil años de historia.

Por si eso no fuera poco verá salas con arte moderno y tendrá espacios para cursos y diferentes talleres de barro, acrílico, nawales y funcionará una academia de clases extracurriculares por la tarde. También puede anotarse en actividades como la observación de estrellas o ver en la azotea el impresionante paisaje.

Después de la remodelación y más de dos años de la pandemia, el museo abre a partir del 27 de abril. El costo para adultos es de Q30, para niños y estudiantes Q20, además de recorridos guiados con especialistas en arqueología con distintos precios. El horario es de martes a domingo, de 9 a 19 horas.

La directora y curadora del museo, Liwy Grazioso presenta algunas de sus piezas más importantes, así como de espacios que no puede dejar fuera en el recorrido. En la sala permanente se cuenta con cerca de 900 piezas, pero en el resto del museo hay muchas más, lo cual permite tener una idea de la época de cada construcción.

Vasija Sibilante

Temporalidad: Preclásico Tardío (400 a.C – 200 d.C)
Procedencia: Costa Sur

Esta vasija se caracteriza por ser “dos vasijas en una”, unidas por un tramo que las comunica permitiendo que el líquido pase de una a otra. Se le llama vasija “sibilante” o “silbadora” ya que al moverlas y pasar el líquido de otra produce un sonido similar a un silbido. En este caso es posible que la vasija haya contenido una bebida fermentada de cacao por el asa vertedera en uno de sus extremos la cuál servía para soplar y mantener espumante la bebida.

(Foto Prensa Libre: Museo Miraflores)

Una tumba impresionante

En el sótano se encuentra un túnel que lleva a la recreación de parte central de un entierro antiguo.  Es una réplica de la tumba II del montículo E-III-3, en el que se encontraron cuatro individuos, así como navajas de obsidiana, cuentas de jade y más de 150 vasijas de cerámica. Antes de llegar a él se pasa por el túnel en el que se han recreado una serie de pruebas en las que
ejemplifica una de las escenas más impresionantes del Popol Vuh.

(Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Aditamento de Vasija

Temporalidad: Preclásico Tardío (400 a.C – 200 d.C)
Procedencia: Miraflores, Kaminaljuyu

En Kaminaljuyu es muy frecuente encontrar vasijas e incensarios con aditamentos en los bordes como éste que vemos aquí que consiste un personaje antropomorfo recostado. Aún se conservan restos de pintura roja, negra, amarilla y blanca. Es una bella muestra de la cerámica pintada de Kaminaljuyu.

(Foto Prensa Libre: Museo Miraflores)

Incensario

Temporalidad: Clásico Temprano (200 d.C – 600 d.C)
Procedencia: Miraflores, Kaminaljuyu

Esta pieza es una de las más emblemáticas de la colección porque fue encontrada en el predio del Museo Miraflores durante el trabajo de Salvamento Arqueológico que se llevó a cabo a finales de los años 1990. Tiene la representación de un personaje antropomorfo ricamente ataviado con un tocado, orejeras, collar y ajorcas elaboradas con la técnica de pastillaje.

(Foto Prensa Libre: Museo Miraflores)

Más del lugar

Museo Miraflores ha tenido una transformación. Tres niveles y un sótano en el que cada espacio tiene una sorpresa.  María Gadsden, gerente de Museo Miraflores, comparte que “este es el primer museo de sitio de la ciudad sobre la cultura maya de Kaminaljuyu y le da un peso al lugar como un sitio de referencia y parte de sus raíces, mostrándole la riqueza y cultura que se ha encontrado en su suelo y exhibe la museografía de una manera dinámica e interactiva con experiencias de realidad aumentada y digitales pensando que los niños y jóvenes que nos visiten encuentren un museo moderno”

Grazioso, expresa que estos cambios les llenan de emoción porque es novedoso en discurso y cuenta con un edificio renovado. “La idea es que los visitantes se vayan con una nueva experiencia, que ya no solo sea para ver y no tocar sino de conocer y aprender sobre distintos temas y llevarse una experiencia sensorial”, agrega.

Cargando