¿Sabía que los humanos no estamos programados para ser felices?

Se ha preguntado si como seres humanos estamos diseñados para ser feliz.

Archivado en:

felicidadInfelicidad
Muchos estudios demuestran que salir a la calle, sobre todo los días que hace sol, es positivo para nuestro cuerpo y mente. El sol estimula las funciones endocrinas y aumenta la producción de serotonina, un neurotrasmisor relacionado con el estado de ánimo. (Foto Prensa Libre: Servicios)
Muchos estudios demuestran que salir a la calle, sobre todo los días que hace sol, es positivo para nuestro cuerpo y mente. El sol estimula las funciones endocrinas y aumenta la producción de serotonina, un neurotrasmisor relacionado con el estado de ánimo. (Foto Prensa Libre: Servicios)

El sitio www.weforum resalta en una publicación la gran industria de la felicidad y de tener pensamiento positivo, con un valor estimado de 11 mil millones de dólares anualmente.

Agrega que esta industria ha contribuido a crear la fantasía de que la felicidad es un objetivo realista.

Explica que perseguir el sueños de la felicidad es un concepto estadounidense que ha sido exportado a otros países por medio de la cultura popular.

Periodistadigital.com publicó que nuestras emociones son mixtas e impuras, desordenadas, enredadas y, a veces, contradictorias.

Agrega que investigaciones han mostrado que las emociones y afectos positivos y negativos pueden coexistir en el cerebro y ser relativamente independiente el uno del otro.

Añade que el anterior modelo explica que el hemisferio derecho procesa preferencialmente las emociones negativas, mientras que las emociones positivas las procesa el lado izquierdo.

Lea también: ¿Es usted feliz?, Guatemala ocupa el lugar 39 en la lista de los países más felices

Por lo anterior, no estamos diseñados para ser consistentemente felices, en cambio si lo estamos para sobrevivir y reproducirnos.

Sí estamos preparados para luchar y esforzarnos; además, buscar gratificación y seguridad, como combatir amenazas y evitar el dolor.

World Económic Forum añade que aunque nuestras necesidades materiales y fisiológicas estén satisfechas , un estado de felicidad sostenida seguirá siendo un objetivo teórico y difícil de alcanzar.

Resalta que lo que descubrió Abd-al-Rahman III, califa de Córdoba en el siglo X. Este personaje fue de los hombres más poderosos en su tiempo con logros militares y culturales; además placeres de sus dos harenes.

Cerca del final de su vida decidió contar el número exacto de días en los que fue feliz, estos sumaron 14.

No deje de leer: Estos son los hábitos para la felicidad, según los pobladores de Finlandia el país más feliz del mundo

Este artículo relacionado con este tema de la felicidad fue publicado originalmente en The Conversation. El autor original es Rafael Euba, quien es especialista y profesor de psiquiatría de la tercera edad en el King’s College London.

 

 

 

 

0