Lo que debe saber antes de adoptar peces como mascotas

Para muchas personas, los peces son excelentes acompañantes en el hogar. Son tranquilos, silenciosos, agradables a la vista y ocupan poco espacio.

Archivado en:

mascotasMi Mascotapeces
Los peces dorados son de agua fría y suelen ser considerados de la suerte. (Foto Prensa Libre: Servicios).
Los peces dorados son de agua fría y suelen ser considerados de la suerte. (Foto Prensa Libre: Servicios).

“Las personas se encariñan con ellos por medio de la interacción. Sus mascotas saben cuándo les van a dar de comer y avisan cuando tienen hambre. Incluso, como los humanos, hay alimentos que prefieren y otros que no”, dice Gabriela Guzmán, de Acuario ABC.

Hay quienes creen que, además de la compañía que ofrecen, los peces dorados y los koi dan suerte, así que los tienen en sus negocios. Además, para sus clientes resulta entretenido verlos. Para otras personas, ellos perciben las buenas y mala vibras, dice Guzmán. “Nos han contado que sus mascotas avisan si una persona no les agrada, ya que somatan el vidrio”, cuenta.

Por superstición o por acompañamiento, estas mascotas son buscadas por muchas personas, pero antes de adquirirlas, debe conocer los cuidados que requieren, pues implican distintas responsabilidades.

“Debe considerar el espacio con el que cuenta, contar con un buen soporte para la pecera, conocer las necesidades específicas de la especie que llama su atención, saber su puede convivir con otros peces, y comprar todos los implementos como la oxigenación y el termostato, en el caso de los tropicales”, comenta Guzmán.

Antes de comprar cualquier pez, deberá ciclar el agua con un mes de anticipación. “El ciclado del agua es que el filtro funcione dentro de la pecera sin ninguna mascota adentro. Luego de tenerla bien ciclada, podrá adquirir su mascota”, dice.

Tropicales y de agua fría

Aarón Cordero, gerente de Acuario Valparaíso, explica que hay dos tipos de peces: tropicales y de agua fría. Los primeros, deben tener una temperatura de 24 a 28 grados centígrados. Estos son los de la gama tetra: neón, cardenal, nariz roja y emperador. También podrá encontrar otros más comunes como los cebra, plantis, molly y espada. Los de agua fría necesitarán una temperatura de 18 a 24 grados centígrados. Estos son los dorados y cometas.

Es importante que el agua tenga la temperatura correcta, según el tipo de pez. Utilice un termostato. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Si hay algún pez que llame su atención en el acuario, pregunte a qué tipo pertenece para saber la temperatura que necesitará conservar, así como el tipo de agua. Guzmán dice que, al no darles las condiciones de vida adecuadas, este únicamente estará sobreviviendo y se mantendrá estresado.

“El tipo de agua depende de cada especie. Por ejemplo, hay cíclidos africanos, sus aguas son alcalinas. En el caso de los tropicales, deben tener un agua básica. Para ello, hay productos que logran mantenerla de esa manera. Para los peces de agua fría, no importa en qué tipo de agua estén”, dice Cordero.

El pez molly es uno de los más comunes dentro de los tropicales. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Para ofrecerles una higiene adecuada, lo recomendable es llevar a cabo un cambio parcial de agua cada semana. “Jamás debe retirar el agua completa porque sacaría las bacterias buenas que necesita su mascota. Lo correcto es sacar un 30% del agua que va a recambiar y dejar el pez en ella. Con el 70% del agua de la pecera, limpiar todos los accesorios. Introduzca nuevamente al pez con un 30% de agua nueva. Esto es cada semana. Cada mes, haga lo mismo, pero con un porcentaje del 50%”, explica Cordero. La proporción del agua es de tres galones por pez.

Asimismo, el experto indica que la función de las bacterias buenas es comer los nitritos que se encuentran en las heces de los peces. “Si saca toda el agua, no habrá bacterias que coman la materia nitrificante y esto podría ser tóxico para los peces”.

Alimentación

En el mercado encontrará una variedad de productos para alimentar a sus peces. Existe comida procesada, que puede encontrar en presentaciones como gránulos, crispy, bolitas y astillas. Si prefiere alimentos vivos, podría optar por dafnias, larvas de zancudo y peces pequeños. Recuerde que los peces suelen escoger el alimento que prefieren.

Busque el alimento adecuado según la especie y el que su mascota prefiera. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Cordero dice que debe alimentarlos tres veces al día. Si es primera vez que tiene un pez de mascota, la manera correcta de calcular la cantidad es cronometrar cinco minutos y darles pequeñas raciones. “Lo que coman en los cinco minutos, esa es la ración diaria. Luego, puede calcularla, depositarla y dejar que coman lo necesario”, explica.

Accesorios

¡No permita que su mascota se estrese! Para Codero, lo primordial en una pecera es que cuenten con un sustrato en el suelo. Este dependerá de la especie. Puede colocar plantas artificiales o naturales, arena, piedras, una cueva, un filtro – que es primordial – y un termostato.

Implemente accesorios para que sus peces no se estresen. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Si le ofrece las condiciones adecuadas de vida a su mascota, logrará que viva por más tiempo y que se sienta bien en su ambiente. Infórmese y sea observador en cuanto al estado de ánimo y los cambios físicos de su pez.

Enfermedades

Según la especie y las condiciones de vida que reciban, hay enfermedades que son comunes, dice Guzmán. En el caso de los tropicales, podrían tener punto blanco o Ich (Ichthyophthirius multifilis). Esta patología se da cuando el pez tiene las defensas bajas debido a una mala alimentación, un mal cuidado del agua o se siente estresado.

Para saber si su mascota está enferma, deberá notar si se mantiene en la parte baja de la pecera, no come y tiene puntos en el cuerpo. En el caso de la presencia de un hongo, podría parecer que tiene una pelusa.

Hay peces dorados que sufren de hidropesía – retención de líquidos – y su intestino no es normal, entonces no pueden comer mucho, explica Guzmán. “Si se abren las escamas, se encuentra en estado grave. Si tiene una bolita dura, es un tumor y es por malformaciones debido a la genética. Estos no se pueden curar”, agrega.

Para curarlos, existen medicamentos líquidos, en cápsulas o en pastillas. Si tiene más de un pez, deberá separar el enfermo de los sanos y seguir cuidadosamente las instrucciones de los expertos.

0