Miel de manuka: ¿realmente es tan buena como dicen?

Aún queda mucho por conocer sobre la miel de Manuka, pero sin dudas es un super alimento con muchos beneficios y cualidades para la salud y bienestar

Publicado el
miel de manuka
La miel de manuka es un superalimento que debe incluir en su rutina. (Foto Prensa Libre: Pexels)

En diversas partes del mundo, el clima, el terreno y las características del entorno, tienen una gran influencia directa sobre las propiedades y beneficios de los productos naturales. Un buen ejemplo de esto es la miel de manuka.

Este tipo de miel, que se ha hecho muy popular en los últimos años, es mucho más espesa que la tradicional. Además, cuenta con propiedades antimicrobianas del compuesto Metilglioxal (MGO).

Y aunque hacen falta muchos estudios para poder dar un veredicto definitivo sobre los beneficios medicinales y cosméticos de este producto, existen investigaciones que han detallado resultados muy favorecedores para la miel de manuka, por lo que, como dicen, es un super alimento bastante prometedor.

Si quiere conocer un poco más sobre qué es la miel de manuka, a continuación te explicamos a profundidad cada una de sus características y bondades.

¿Qué es la miel de manuka y cómo se produce?

La miel de manuka es un compuesto natural que elaboran exclusivamente ciertas especies de abejas que existen en Nueva Zelanda y algunas partes de Australia.

El polen que utilizan estos insectos para elaborar la miel proviene de las flores de un arbusto conocido como Leptospermum scoparium, una planta que se deriva de la misma familia que el árbol de té.

La miel que elaboran las abejas utilizando el polen extraído de las flores de este árbol posee una textura mucho más espesa que otras similares. Además, posee un color de un tono cobrizo mucho más oscuro.

Igualmente, su sabor es ligeramente más amargo que el de la mayoría de las mieles producidas en masa o de forma industrializada.

Un aspecto realmente fascinante de la miel de manuka es que la mayoría de los compuestos orgánicos que la conforman han sido descubiertos recientemente.

No fue sino hasta el 2008 cuando un estudio independiente identificó al MGO como un componente activo clave dentro de la composición química de esta miel.

abejas de miel de manuka
Las abejas que producen la miel de manuka son originarias de Nueva Zelanda. (Foto Prensa Libre: Pexels)

Más recientemente, este tipo de miel tan particular ha adquirido mucha notoriedad en el público en general, principalmente debido a todas sus propiedades antibacterianas y antioxidantes. Esto ha hecho que muchas más personas hoy sepan qué es la miel de manuka y de donde proviene.

Y es justo por estas propiedades y cualidades que también se ha hecho un ingrediente común en diversos tratamientos para el cuidado de la piel.

Factor Único de Manuka: Una clasificación especial

Históricamente, el uso de la miel dentro de los tratamientos médicos era algo realmente común hasta finales del siglo XIX.

Mucho antes de que aparecieran los antibióticos, la miel era ampliamente utilizada para el tratamiento y desinfección de heridas por sus propiedades antimicrobianas.

Pero químicamente, la miel de manuka cuenta con una serie de características bastante particulares, las cuales han hecho que la misma sea incluida dentro de la categoría de “superalimentos”.

Lea también: El ajo, un tesoro para la salud

Muchos expertos coinciden en que una parte importante de todas las bondades que hoy conocemos, están directamente relacionadas con el alto contenido de MGO que posee.

Otra característica exclusiva de este tipo de miel es que dentro de su composición química se han descubierto niveles bastante elevados de DHA, un ácido graso extremadamente rico en omega 3.

Este compuesto sumado a las propiedades antibacterianas del peróxido de hidrógeno, le añaden una cualidad antiséptica extra que resulta bastante conveniente para tratar heridas abiertas.

Un dato curioso sobre la miel extraída del árbol de manuka, es que la misma cuenta con su propio sistema de calificación. Este se utiliza para definir el nivel de pureza del producto y las cualidades medicinales.

El Factor Único de Manuka, mejor conocido por las siglas U.F.M, es una escala que va del 0 al 26, y que se basa en la cantidad de metilglioxal que posee el producto.

Tomando como base este sistema de calificación, tenemos que la miel de manuka con una concentración de MGO superior a 10, es oficialmente catalogada como un producto que aporta un beneficio terapéutico al organismo.

Los niveles más altos de la escala de UFM, están exclusivamente reservados para mieles cuyo uso es estrictamente para actividades relacionadas con la medicina.

Principales beneficios de la miel de manuka

Como si las propiedades antibacterianas y medicinales de la miel de manuka no fuesen suficientes, este compuesto nos brinda muchos otros beneficios. A continuación mencionamos algunos de ellos.

Regeneración de tejidos

Desde hace muchos años los seres humanos habían recurrido a las propiedades antibióticas de la miel para tratar y acelerar el proceso de cicatrización de las heridas.

En el caso particular de la miel de manuka, su alto contenido de metilglioxal es una característica que beneficia enormemente el proceso de esterilización y recuperación.

El alto contenido de azúcar y su bajo nivel de pH hacen que la miel sea un ingrediente ideal para reducir el crecimiento de organismos microbianos y, además, aporta la humedad necesaria para agilizar la recuperación del tejido dañado.

miel de manuka
La miel de manuka tienen muchos beneficios tanto para la piel como para el organismo. (Foto Prensa Libre: Pexels)

Capacidad antibacteriana

Muchos estudios han corroborado las cualidades antibacterianas con las que cuenta la miel de manuka.

De hecho, los médicos recomiendan hacer uso de la miel de grado UFM 20+ para hacerle frente a bacterias que muestran cierta resistencia a los antibióticos comerciales.

La miel de manuka es realmente efectiva para prevenir la formación de organismos bacterianos como los estreptococos y estafilococos. También este producto natural es ideal para proteger las heridas de un microorganismo tan peligroso como el Staphylococcus aureus.

Propiedades antiacné

Es importante destacar que muchos laboratorios han obtenido resultados bastante positivos al utilizar la miel de manuka para tratar el acné.

Sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias resultan algo bastante conveniente para ayudar a limpiar los poros y retirar el exceso de grasa que se acumula en la piel.

Protección anticaries

Dos de las universidades más importantes de Suiza realizaron un experimento para comprobar cómo las propiedades antibacterianas de la miel de manuka contribuyen con el cuidado dental.

Los resultados arrojados por el experimento, hablan bastante bien del elemento anticaries que es la miel de manuka.

Microorganismos como la A. actinomycetemcomitans y P. gingivalis, no tienen ninguna posibilidad ante las cualidades antibacterianas reforzadas con los altos niveles de metilglioxal que se encuentran en esta miel.

Tratamientos de trastornos digestivos

Desde hace mucho tiempo, los aborígenes neozelandeses hacían uso de la miel de manuka para tratar la mayoría de enfermedades a nivel digestivo.

Un experimento realizado con ratones en la Universidad de Manchester fue más que suficiente para corroborar estos hechos de una forma científica.

Las propiedades antibióticas de este tipo de miel en particular, han demostrado ser bastante efectivas para aliviar muchos de los síntomas característicos del Síndrome del Intestino Irritado, como son la diarrea y el estreñimiento.

También, este ingrediente ha demostrado ser un refuerzo efectivo para complementar tratamientos para reducir los cólicos y úlceras estomacales.

Puntos a considerar

Aún con todos los estudios y la tecnología que disponemos en la actualidad, todavía existen muchos mitos con respecto a la miel de manuka y sus beneficios para la salud general.

El constante bombardeo de información y los nuevos tratamientos cosméticos con este ingrediente, hacen que resulte difícil distinguir dónde terminan los hechos científicos y dónde empieza el marketing.

Como es de esperarse, nunca falta quien busque sacar un beneficio de este resurgimiento de los productos naturales de origen natural. Y esto puede generar la creación de productos de dudosa calidad.

Lea también: Beneficios de la sábila para la piel y otras propiedades

Aún queda mucho por recorrer en cuanto al verdadero alcance de las propiedades tan particulares de la miel de manuka y cómo estas resultan beneficiosas para nuestra salud general.

En líneas generales, todos los tipos de miel comparten cualidades antibacterianas y antiinflamatorias que las hacen muy demandadas en áreas muy específicas de la medicina.

Esto no quiere decir que la miel de manuka no cuente con nada que le permita sobresalir. Los altos niveles de metilglioxal con los que cuenta este producto es el punto más importante a destacar.

Y aunque podemos asegurar que la miel de manuka es efectiva para tratamientos cutáneos y antibacterianos, no se ha demostrado su efectividad contra otras enfermedades.

En diversas ocasiones se ha indicado que esta miel es beneficiosa para personas con diabetes o cáncer, pero esto no ha sido confirmado por ningún estudio.

Siempre hay que tener cuidado con compuestos o tratamientos milagrosos, y solo guiarse por las pruebas científicas que puedan sustentar sus usos.

¿Cuál es la forma correcta de tomar la miel de manuka?

La forma y frecuencia para usar la miel de manuka será determinada por el tipo de tratamiento o efecto que deseamos obtener.

Un aspecto importante a tomar en consideración en cuanto a este punto, es la pureza que posee la miel y en qué rango de la escala UFM se encuentra localizada la dosis que vamos a aplicar.

Existen dos formas en las que podemos disfrutar de todas las propiedades que posee la miel de manuka. Puede ser frotado directamente sobre la piel o ser ingerida como si se tratara de una miel común.

Untar miel de manuka directamente sobre la piel es un procedimiento que está limitado a la desinfección de heridas y como complemento de algún tratamiento dermatológico para rejuvenecer las células de la piel.

En internet existen cientos de recetas para hacer mascarillas faciales e incluso capilares utilizando este ingrediente.

Ahora, cuando hablamos de ingerir miel de manuka, es importante consultar con un médico antes de empezar a consumirla para brindar un refuerzo a nuestro sistema digestivo e inmunológico.

Nunca está de más hacernos un chequeo médico solo para estar seguros de no presentar ninguna reacción alérgica a alguno de los componentes de la miel como el polen o la fructosa.

abeja de miel de manuka
La miel de manuka es un compuesto beneficioso, siempre que se consuma bajo guía médica. (Foto Prensa Libre: Pexels)

Entonces, ¿es bueno consumir miel de manuka?

Sí, siempre que se haga bajo un control médico adecuado y empleando un producto de buena calidad.

La miel de manuka es un compuesto de origen natural que es extremadamente rico en antioxidantes y que cuenta con muchas propiedades que hacen que sea perfecta para garantizarnos una buena salud intestinal.

También se ha confirmado que la miel es un producto que estimula la formación de enzimas probióticas que contribuyen a mejorar los procesos digestivos.

Sin embargo, es necesario tener muy claro que muchas de las propiedades de la miel de manuka dependen directamente de la cantidad de metilglioxal que esta posea.

Si nos guiamos por la escala UFM, tendremos que una miel con un contenido menor a 10+ no contiene ninguna de las cualidades que hemos destacado aquí.

A pesar de esto, es importante señalar que independientemente de la posición que ocupe dentro de la escala, la miel de manuka es un producto natural que puede ser consumido con cierta regularidad.

De hecho, es muy probable que encontremos este producto disponible en la sección de comestibles de cualquier supermercado.

Si tenemos planeado empezar a consumir más seguido esta miel para disfrutar de todas las bondades de este producto, lo ideal sería fijarnos cuidadosamente en la etiqueta del envase y buscar una con un UFM que esté entre los 10+ y 15+.

Conclusión 

A pesar de toda la contradicción y especulación que existe alrededor de ella, no podemos negar que la miel de manuka es un producto que está cargado de muchas propiedades beneficiosas. Es por eso que ha ganado tanta notoriedad en los últimos años.

No importa si deseas utilizarla para fabricar una mascarilla casera y eliminar algunas impurezas de tu piel o si solamente quieres untar un poco sobre tu tostada para empezar el día con buen pie.

Está más que claro que es un producto de gran calidad y repleto de muchas propiedades que resultan sumamente beneficiosas para nosotros.

Ahora queda mucho por descubrir sobre esta miel producida por las abejas de Nueva Zelanda. Lo cierto es que cuenta con todo a su favor para convertirse en un ingrediente que terminará por generar un cambio importante dentro de la medicina y la dermatología.

Antioxidante, antibacteriana, antiinflamatoria, excelente para mejorar la salud digestiva y apoyo extra a nuestro sistema inmunológico. La miel de manuka es mucho más que solamente un endulzante natural, es un producto repleto de bondades que cambiará su vida por completo.