Los múltiples beneficios de la lactancia materna

Con motivo de la Semana de la Lactancia Materna, que se conmemora del 1 al 7 de agosto, es oportuno recordar que amamantar al bebé es la forma de proveerle el alimento perfecto para su organismo en continuo crecimiento, al tiempo que recibe el amor y seguridad para su desarrollo.

Publicado el
Amamantar al bebé tambien beneficia a la madre, según un estudio reciente. (Foto Prensa Libre: Archivo)
Amamantar al bebé tambien beneficia a la madre, según un estudio reciente. (Foto Prensa Libre: Archivo)

CIUDAD DE GUATEMALA – Para un niño sano y nacido a término, la leche materna es el único alimento necesario hasta los seis meses. Puede aportar más de la mitad de nutrientes y las necesidades energéticas del niño entre los 6 y los 12 meses, y un tercio entre los 12 y los 24 meses, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Quienes fueron amamantados en la infancia suelen tener menor tensión arterial, menor concentraciones de colesterol y menores tasas de sobrepeso, obesidad y diabetes tipo 2.

La leche materna le provee al bebé una fuente importante de factores inmunológicos, promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, lo protege de enfermedades infecciosas y crónicas, como la diarrea o neumonía —dos de las causas principales de mortalidad infantil— y favorece un pronto restablecimiento en caso de enfermedad. “Es fundamental que el bebé tome el calostro —primera producción de leche materna después de dar a luz, rica en inmunoglobulinas, leucocitos y lactoferrina, entre otros— en la primera hora de vida, especialmente aquellos que nacen en hospitales”, explica la pediatra Maritza de Villatoro, presidenta de la Liga de la Leche Guatemala.

Según Saima Rodas, técnica de Lactancia Materna del Programa de Seguridad Alimentaria y Nutricional del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, la leche materna reduce la incidencia de infecciones de oído, ayuda al desarrollo de la mandíbula, músculos de la lengua, lenguaje, protege contra la caries, reduce el riesgo de alergias y de obesidad.

El ser humano es el único mamífero que tiene un contacto visual y de voz con su madre cuando se amamanta. De ahí la ubicación estratégica de los senos, cerca del corazón, para que el niño pueda seguir escuchando los latidos como cuando estuvo en el vientre. Ese vínculo que estimula la conexión madre-hijo le prodiga amor, seguridad y calor al bebé, lo cual le ayuda a relacionarse con los demás, dice la médica.

Es importante derribar mitos que hacen ver la maternidad como un evento doloroso. Lactar no debiera de doler si transcurre en una posición correcta. La madre puede comer de todo, siempre y cuando sea una dieta equilibrada, para que incluya todos los nutrientes necesarios.

De Villatoro afirma que no se ha comprobado que ningún alimento perjudique la lactancia o que propicie la producción de leche. La leche materna se produce por el estímulo que hace el bebé cuando succiona.

| LEA TAMBIÉN: Otro beneficio de la lactancia |

Hay que evitar que al bebé se le alimente al nacer con biberón, para que no se dificulte la lactancia materna, ya que confunde el tipo de succión, añade.

PARA LA MADRE
El amamantamiento ayuda a disminuir de una manera más fácil las libras adicionales que se ganaron durante el embarazo, disminuye la probabilidad de que la madre padezca cáncer de útero o de mama, y ayuda a espaciar los embarazos. Además, es una forma segura y disponible de alimentación y no representa ningún costo para los padres.