Nueve trucos para armar la maleta

Aprenda cómo hacer la maleta y evite el estrés de hacer que todo quepa.

Publicado el
Nueve trucos para armar la maleta
Prendas básicas lisas y monocromáticas se pueden combinar más fácilmente sin necesidad de llevar gran cantidad y permiten por tanto cargar menos ropa en la maleta. Foto: Christin Klose/dpa

Cuando se acercan las vacaciones, el tema de la maleta comienza a rondar en la cabeza: ¿Qué debo llevar? ¿Cómo meto todo? ¿Cuánto pesa?

A continuación, dpa ofrece una selección de nueve “trucos para hacer la maleta”, que ayudan a evitar el estrés.

1. Lleve solamente ropa que pueda ser fácilmente combinada

“Cuando se viaja, hay que llevar ropa que se pueda combinar de muchas maneras”, aconseja la asesora de estilo alemana Sonja Garrison. El lema es: mejor llevar prendas básicas lisas y monocromáticas que muchos atuendos individuales y extravagantes. Con los accesorios, como joyas o pañuelos, se le puede dar un estilo más particular a las prendas.

Los accesorios ocupan, además, poco espacio en la maleta. En el caso de la bisutería y joyas, es mejor guardarlas individualmente en pequeñas bolsas de tela. “De esta manera no se enreda nada y la ropa queda protegida de los bordes afilados”, señala la estilista, que también es experta en hacer maletas.

Muchos de sus clientes deben viajar a menudo por trabajo y le piden consejo con frecuencia.

2.Colocar las cosas pesadas en el fondo.

El neceser, los libros y los zapatos deben estar en el fondo de la maleta o cerca de sus ruedas. Garrison recomienda poner “los artículos más pesados en la parte de abajo y en el centro” de la valija. De lo contrario, el movimiento de estos en la maleta puede desordenar todo el contenido y arrugar la ropa.

3.Guardar los líquidos en una bolsa

El gel de ducha, el champú y las cremas se guardan en pequeños frascos con tapón de rosca. Además la experta aconseja colocar estos recipientes en una bolsa de plástico con cierre por si se derrama algo.

4.Enrollar la ropa en lugar de doblarla

“Las bufandas, chalinas y pañuelos, las camisetas ligeras y los pantalones pueden enrollarse en lugar de doblarse”, señala Garrison. Así se arrugan menos y son más fáciles de guardar. Los prácticos rollos de ropa se distribuyen en la maleta de tal manera que quede una superficie plana. Encima, se pueden colocar las blusas y las camisas dobladas, aunque no por demasiado tiempo.

“La ropa más delicada debe desempacarse rápidamente en el destino de las vacaciones y colgarse en una percha”.

5.Mejor empacar la ropa apretada que suelta

Otro consejo profesional para que la ropa no se arrugue: es mejor que la ropa quede apretada en la valija que floja. De esta manera la vestimenta se mantiene en su sitio y hay menos probabilidades de que se arrugue, ya que no se desliza en la maleta.

Lógicamente esto solo funciona si el tamaño de la maleta se ajusta al contenido. En una maleta a la que le sobra mucho espacio de relleno después de hacerla, la ropa se moverá inevitablemente de un lado a otro. Por otra parte, una maleta más pequeña puede ser un buen motivo para empacar un poco menos cosas.

6.Rellenar huecos para ahorrar espacio

Sonja Garrison recomienda guardar las prendas individuales de forma escalonada. “Así se ahorra espacio y se mantiene más junta la ropa”, asegura, pero agrega que es importante rellenar los huecos de forma inteligente.

“Por lo tanto, la ropa interior y los calcetines deben empacarse como último”, destaca. Son prendas que se pueden utilizar de relleno.

7.Organizadores para maletas y baúles armario

Otra posibilidad para mantener ordenada la ropa es utilizar organizadores de maletas que permiten guardar las prendas por separado. También son útiles los baúles armarios con compartimentos fijos.

Garrison los recomienda para viajes largos con muchas escalas, porque no hay que sacar siempre todas las prendas. Estas maletas compartimentadas también son útiles para guardar otras cosas además de la ropa, como libros y juguetes. Los compartimentos individuales ayudan a mantener una visión general sobre lo que se lleva y se usa.

8.Artículos de emergencia en el equipaje de mano

El equipaje de mano debe estar equipado para el caso de que se pierda la maleta en el vuelo. Si bien la compañía aérea reembolsará hasta cierto punto las compras de emergencia, es mejor estar preparado.

La experta alemana recomienda llevar en el equipaje de mano ropa interior, algunos cosméticos y una bufanda o pañuelo grande y cálido. Los objetos de valor y los aparatos electrónicos, como cámaras u ordenadores portátiles, también deben ir en el equipaje de mano, al igual que los medicamentos.

Es importante tener en cuenta que las baterías de repuesto, incluidas las pilas o baterías de litio o de iones de litio, no deben transportarse en la maleta. Es obligatorio llevarlos en la cabina.

9. Asegure el equipaje con una correa y un candado TSA

Las maletas rígidas deben asegurarse con una correa para maletas. Según Garrison esto previene que se abra de repente si la cerradura está dañada. También existe las posibilidad de utilizar un servicio que tienen varios aeropuertos para envolver las maletas con un film plástico. Esto proporciona una protección adicional contra la suciedad y los arañazos.

Asimismo, un candado TSA evita que el equipaje tenga que ser abierto a la fuerza en los controles de seguridad. Un portavoz del operador del aeropuerto de Fráncfort, Fraport, explica que en Alemania los agentes de los servicios de seguridad de la Policía Federal abren las maletas si se sospecha que hay artículos prohibidos en ellas. Para eso, utilizan una llave maestra para cerraduras TSA.

Según el fabricante de cerraduras Travel Sentry, 55 países y 650 aeropuertos de todo el mundo utilizan esta norma de la Administración de Seguridad del Transporte estadounidense, cuya marca es un diamante rojo.

Archivado en:

Vacacionesviajes