Sarampión: qué es, cómo se contagia y cómo tratarlo

El Ministerio de Salud detectó un caso sospechoso de sarampión en una joven de 17 años.

Archivado en:

sarampión
El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa (Foto Prensa Libre: Thinkstock)
El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa (Foto Prensa Libre: Thinkstock)

El sarampión es, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “una enfermedad muy contagiosa y grave”, la cual ha sido, históricamente, una de las principales causas de muerte entre niños pequeños.


La enfermedad es causada por un virus de la familia de los paramixovirus.

Las cifras del organismo detallan que en 2016 se registraron 89 mil 780 muertes por sarampión en todo el mundo, la mayoría de ellas menores de 5 años.

Cuáles son los síntomas

Los principales síntomas son fiebre, tos, congestión nasal, ojos rojos, dolor de garganta y diminutas manchas blancas dentro de la boca (manchas de Koplik) y puntos rojos que comienzan en la cabeza, extendiéndose al resto del cuerpo, explica el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Es habitual que el primer signo sea fiebre alta, que comienza unos 10 a 12 días después de la exposición al virus y dura entre 4 y 7 días.

Al cabo de varios días aparece un exantema (erupción de la piel color rojizo), generalmente en el rostro y la parte superior del cuello, que se extiende en unos 3 días, alcanzado manos y pies.

Quiénes están más en riesgo

El sarampión puede infectar a cualquier persona, principalmente a quienes no hayan sido vacunados contra el sarampión, rubeola y paperas (SRP).

La OMS informa que la mayoría de muertes son más frecuentes en menores de 5 años y adultos de más de 30 años. Además, puede provocar ceguera, encefalitis (infección acompañada de edema cerebral), la diarrea grave (que puede provocar deshidratación) infecciones en el oído e infecciones respiratorias, como neumonía.

Las poblaciones con altos niveles de malnutrición, en particular aquellas con deficiencia de vitamina A y que no reciben una atención sanitaria adecuada, son de 3% a 6% más propensas a la muerte.

Cómo se transmite

La principal vía de transmisión es a través de la tos y los estornudos de una persona infectada y se propaga “fácilmente”, de acuerdo al IGSS.

Cuál es el tratamiento

Según la OMS, no existe un tratamiento antiviral específico. Las complicaciones más severas pueden evitarse a través de una buena nutrición, ingesta suficiente de líquidos y rehidratación oral.

En algunos casos se debe prescribir antibióticos para tratar la neumonía y las infecciones de los oídos y los ojos. Los niños diagnosticados de sarampión deben recibir dos dosis de suplementos de vitamina A con un intervalo de 24 horas entre ambas.

Cómo se previene

La vacunación es la vía más efectiva e importante para prevenir el contagio del sarampión. El IGSS detalla que una primera dosis de la vacuna SRP debe aplicarse a los 12 meses de vida (1 año) del menor; la segunda dosis, a los 18 meses (1 año y 6 meses).

Quienes no recibieron la segunda o ninguna dosis, pueden recibirla en cualquier momento hasta los 7 años.