Política

Señalan a diputado César Sandino Reyes por actos deshonestos

El diputado Augusto César Sandino Reyes Rosales fue sorprendido por los vigilantes de uno de los parqueos que utiliza el Congreso de la República cuando supuestamente efectuaba un acto deshonesto.

Por Jessica Gramajo

Diputado César Sandino Reyes, de UNE. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Diputado César Sandino Reyes, de UNE. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El hecho quedó registrado en un reporte del 6 de julio de la guardia de seguridad del parqueo, documento al que tuvo acceso Prensa Libre. En el mismo se indica cómo el diputado Reyes Rosales fue pillado en estado de ebriedad “teniendo relaciones sexuales con una muchacha en el piso de su vehículo”.

Al descubrirlo, los guardias le solicitaron que se retirara del lugar, pero este reaccionó de manera violenta, insultándolos.

Cuando trataba de dejar el lugar intentó utilizar la misma tarjeta electrónica para retirar su vehículo y el de su acompañante, hecho al que se opusieron los encargados de la garita, debido a que el Congreso cubre solo un automóvil por documento.

En el reporte se lee: “Empezó a insultarnos con palabras que por respeto no pongo en este reporte, pero nos trató de lo peor...”. Al final, el congresista retiró el vehículo de su acompañante con la tarjeta y  pasó el suyo sobre la banqueta, “ya que dicho diputado casi no podía caminar de lo borracho que andaba”.

Cuando al fin logró salir, Reyes tiró sobre los agentes un vaso de vidrio con cerveza, el cual se quebró en la pared de la garita del edificio, detalla el informe.

El hecho ocurrió en el parqueo del Edificio 7 y 10, el pasado 6 de julio a las 20.30 horas. Sin embargo, el incidente se mantuvo en reserva.

Al ser consultado, Reyes reaccionó sorprendido y negó todo. Titubeando respondió: “Primero, no tomo cerveza; segundo, la gente que llega a mi oficina no son mujeres. A veces he llegado que me como un ceviche y me tomo una michelada, pero de ahí no paso. Eso es falso, me gustaría que le dieran las pruebas. Mucho menos teniendo relaciones sexuales con alguna mujer ¿Y en el vehículo? mucho menos”.

Negó también tener información del reporte de los guardias. Pero recordó que tuvo un “incidente” luego de que se le mencionó que este ya había sido enviado a la Dirección General del Congreso.

“Una vez tuve un problema porque no dejaban salir a mi chofer. Yo llamé, pero yo no estaba allí, yo me había ido en otro carro y estaba en la zona 10. Que den las grabaciones”, insistió el diputado señalado.

La llamada

Aunque el incidente quedó registrado por escrito en el informe y una misiva que la gerencia del Edificio 7 y 10 envió a la Dirección General del Congreso, el presidente de ese organismo, Óscar Chinchilla, dijo desconocer el hecho. No obstante, reconoció que recibió una llamada del diputado Reyes para informarle que no lo dejaban salir, hecho que también se registra en el reporte.

“Él me llamó para decirme que no lo dejaban salir del edificio y le delegué el caso al director general”, manifestó Chinchilla, quien aseguró que no existe ningún mecanismo en la ley para sancionar a Reyes.

Orlando Blanco, jefe de la bancada UNE, a la que pertenece Reyes, aseguró que el presidente del Congreso debe citar al diputado para que aclare lo sucedido y como bancada se le llamará la atención y se pondrá en conocimiento del partido para que tomen cartas en el asunto.

Marcos Fernando  Yax, diputado de Convergencia. (Foto Prensa Libre: Hemeretoca PL)
Marcos Fernando Yax, diputado de Convergencia. (Foto Prensa Libre: Hemeretoca PL)

Destrozó plumilla

El caso de Reyes no es el único. En otro documento enviado a la Dirección General del Congreso, el gerente de Operaciones del Edificio, Ricardo Alfaro, detalló que el diputado del partido de Gobierno Marcos Yax adeuda la barrera de salida del parqueo.

“Vienen ebrios a armar estos grandes escándalos y dañando las instalaciones”, aseguró.

Yax reconoció haber quebrado la plumilla, pero  “no estaba ebrio, pasé la tarjeta y la plumilla se bajó y se dañó. Les dije que pagaría”.

Luego, Mario Sosa, trabajador del Congreso, dijo que ya se pagó el daño y que la factura salió a su nombre porque él acompañaba al congresista.