Política

Iván Velásquez llama a ciudadanos y Prensa a luchar contra gigante herido de la corrupción

El jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, reconoció hoy en su discurso ante la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que el binomio formado por los medios de comunicación y la ciudadanía han sido y son una parte importante en la lucha contra la corrupción y la impunidad en el país.

Por EFE / Guatemala

El jefe de la CICIG, Iván Velásquez, en su discurso ante la Asamblea de la SIP, en Antigua Guatemala. (Foto Prensa Libre: Jessica Gramajo)
El jefe de la CICIG, Iván Velásquez, en su discurso ante la Asamblea de la SIP, en Antigua Guatemala. (Foto Prensa Libre: Jessica Gramajo)

"El binomio prensa y ciudadanía permitió continuar, ampliar y profundizar las investigaciones de corrupción actuando como coraza de protección o disuasión ante los zarpazos que el gigante herido" podría lanzar contra la CICIG o el Ministerio Público (MP-Fiscalía), entes encargados de las investigaciones.

Velásquez, abogado colombiano que se hizo cargo desde 2014 del ente creado por la ONU y el Gobierno de Guatemala, dijo que a ese "renacer de la esperanza" popular que vivió Guatemala en 2015, con un claro clamor contra la corrupción y la impunidad, los medios contribuyeron siendo el "germen" de la indignación ciudadana.

Sin embargo pidió que ese binomio "continúe vigente", asumiendo "los roles que el momento actual exige", con una ciudadana más participativa, organizada e interesada en los asuntos públicos, crítica con las reformas, y una prensa que informe de "manera oportuna, completa y veraz".

"Que sea (la prensa) un mecanismos de control al ejercicio del poder y ponga luz a que se lo pretende mantener oscuro, que indague sobre lo que está en silencio, que cuente lo que está en secreto", proclamó enfático durante una intervención en la reunión de la SIP que se celebra en Antigua Guatemala.

Velásquez, que recordó que la impunidad en países como Guatemala o Colombia supera el 90 %, insistió en que es necesario robustecer la capacidad operativa de las entidades que conforman el sector Justicia y terminar con la cultura de ilegalidad, tan recurrente en la región.

Frases contundentes

"Guatemala ha sido diseñada para la impunidad. Todo se pensó para que la Justicia no funcionaria (...). Solo el 10% de los municipios del país tienen Ministerio Público", declaró enfático Velásquez.

En Guatemala, explicó, hay redes político-económicas ilícitas que se han organizado para realizar actividades ilegales y para poner al Estado a su servicio, bien aprovechándose de su ineficacia o de su complacencia, para desarrollar sus objetivos sin obstáculos.

"A la prensa también le corresponde luchar contra la corrupción y la impunidad", declaró por su parte la fiscal general, Thelma Aldana, quien en un breve vídeo dijo que la función de los medios de comunicación es muy importante y deben constituirse como un garante "de la verdad, la transparencia y la independencia" para la construcción de un verdadero Estado.





"Ustedes juegan un rol trascendental, son generadores de opinión", concluyó la titular del MP, que no pudo estar presente en la reunión pro motivos de agenda.

Desde 2015, la CICIG y el Ministerio Público (MP, Fiscalía) han emprendido una cruzada contra la corrupción y han desarticulado más de una docena de casos que involucran a altos exfuncionarios del Ejecutivo.

Entre esos destaca "La Línea", una estructura de defraudación aduanera dirigida, según el MP y la CICIG, por el expresidente Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, ambos en prisión preventiva acusados de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera.

A partir de ese entonces, las dos entidades, que han seguido con esa férrea lucha contra la corrupción y la impunidad, han dado luz a varios casos que implican a unas 300 personas, entre exfuncionarios, empresarios, políticos, diputados, alcaldes y particulares, entre otros.