Salud y Familia

¡Quieto!, ¡sentado!, ¡buen chico!: consejos para entrenar al perro

Paciencia, constancia y amor son  claves para enseñarle al perro  ciertas acciones, las cuales ayudan a tener una vida más armoniosa con su amo y familia.

Por Brenda Martínez

A los canes se les ve a los ojos y se les premia después de cumplir la petición con comida o con su juguete favorito. (Foto Prensa Libre, Keneth Cruz)
A los canes se les ve a los ojos y se les premia después de cumplir la petición con comida o con su juguete favorito. (Foto Prensa Libre, Keneth Cruz)

Para que el can siga instrucciones, debe sentir que su dueño está relajado. Este  le debe generar confianza, nunca miedo, por eso no debe  gritarle ni castigarlo, dice Érick Cruz, conocido como “el encantador de perros guatemalteco”, quien ha recibido capacitaciones con el reconocido adiestrador  César Millán. “El miedo es una de las causas para que el perro ataque”, añade.

Cruz prefiere que se usen palabras cortas en inglés:  sit (sentado), down (abajo) o wait (esperar), porque entiende más rápido.  Sugiere hacer dos repeticiones al día de lo que se le enseñará, unos 10 minutos, para que no sienta tedio.

En esta edición  se presentan algunas acciones  que los dueños pueden enseñarles a sus mascotas, lo cual  puede   evitar que se desesperen en la crianza y los abandonen, actitud considerada maltrato animal.   No hay que olvidar que el perro se comportará tal como le enseñe el dueño.

Obediencia

60% de la función cerebral canina se produce mediante el olfato. Se premia al animal cuando aprende a esperar y a relajarse unos segundos antes de comer el bocadillo.





Ir a su espacio

A los trucos hay que ponerles nombre. Para enseñarle a ir a su espacio, si vienen visitas, usar la palabra “camita” y darle un bocadillo cuando su cuerpo esté totalmente dentro de su colchón.





Caminadora

Es importante que el perro libere energía. Si no se puede sacar a pasear, enseñarle a usar la caminadora, como acción positiva,  sin presión, y premiarlo con caricias.





Necesidades

El perro nunca hace sus necesidades en el lugar donde come o duerme, por ende, debe hacerlas en el jardín y en sitios fijos. Para entrenarlo de pequeño, colocar sus heces en el lugar para ese fin.





Correa ideal

La cuerda debe ser de un material flexible, con mecanismo de ajuste, y se debe colocar en la parte alta del cuello, cerca de las orejas, para no lastimarlo. No debe estar tensa.

Ignorar a otros

Cuando el can salga a pasear,  debe sentir que el amo es líder. Si  un perro  ladra a su paso, se le coloca de espaldas  para que lo ignore. Debe hacer sus necesidades solo al principio, mitad y final del recorrido.





Hacer trucos

Cuando aprenda a seguir instrucciones, enseñarle trucos como pararse en dos patas, dar vuelta o “hacerse el muerto”. El tiempo de enseñanza dependerá de la inteligencia del animal, no de la raza.