Carwash utilizan hasta 70 litros de agua para lavar un vehículo

Ambientalistas aseguran que en los últimos años se ha multiplicado el número de carwash, especialmente en la capital, donde se gasta hasta 70 litros de agua para lavar un vehículo, por lo que consideran necesaria la creación de una entidad que vele por la disponibilidad del recurso hídrico y que controle cuánto es lo que se gasta en cada región.

Varios negocios de lavado de vehículos funcionan en la vía pública, en diferentes zonas del área metropolitana.
Varios negocios de lavado de vehículos funcionan en la vía pública, en diferentes zonas del área metropolitana.

Estuardo Morales se dedica al lavado de automóviles desde hace 10 años en la colonia Quinta Samayoa, zona 7 de la capital. Según él, las hidrolavadoras que utiliza economizan el agua para no pagar exceso en el servicio de agua entubada, ya que las ganancias también se han reducido considerablemente, debido a que la competencia ha crecido.

“No siempre se lava la misma cantidad de vehículos, a veces se lavan 20 al día y a veces menos, cuando llueve se escasean los clientes”, indicó Morales.

Los lavados de vehículos han aumentado en todo el país, pues a decir de Morales “si se hace un buen trabajo y se queda bien con los clientes” esa puede ser una buena fuente de ingresos, especialmente los fines de semana.

Una hidrolavadora de las más utilizadas para limpiar un automóvil tiene un costo promedio de Q2 mil a Q3 mil; por cada vehículo lavado se cobra entre Q15 y Q25 —en servicios simples— y para lavar uno solo se pueden utilizar hasta 70 litros de agua, indican propietarios de algunos de esos negocios.

Desorden

Ottoniel Monterroso, director del Instituto de Agricultura, Recursos Naturales y Ambiente, considera necesaria la creación de una entidad que vele por la disponibilidad del recurso hídrico y que controle cuánto es lo que se gasta en cada región.

“Hay  desorden, no hay entidades que resuelvan los conflictos del agua y que priorice su uso. Los carwash no son malos, el problema es que no hay orden ni control sobre estos”, puntualizó.

Le puede interesar: Vecinos de áreas vulnerables a desastres viven incertidumbre en Mixco

El experto indicó que, a pesar de existir una propuesta de ley en el Congreso para regular el uso del agua, aparte de no ser de importancia para los legisladores, de ser aprobada no cumple con los elementos para que se resguarde el recurso hídrico.

Gabriel Valle, ambientalista de la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación, recalcó que la “presión” sobre los bosques no se detiene, especialmente con el crecimiento urbano, el cual es desordenado y esto provoca que cambie el suelo, por lo que es necesario que se comience un plan para resguardar ese recurso.

“El urbanismo altera el ciclo del agua y reduce su infiltración al subsuelo porque se impermeabilizan las zonas de recarga hídrica y lo que sucede es que al caer la lluvia se canaliza hacia la tierra a través de los drenajes y finaliza en los ríos y mares, sin que se le dé uso”, lamentó Valle.

“Las ciudades están atestadas de pozos mecánicos para abastecer a miles de familias. Todos usamos el agua para diferentes servicios, hasta para parques recreativos, pero nadie se percata que el sistema se está alterando y se provoca escasez”.

El vocero de la municipalidad capitalina, Carlos Sandoval, indicó que los carwash, al igual que todo negocio, debe tramitar los permisos, entre estos el de Establecimiento Abierto al Público, por el uso que se le dará al suelo y aseguró que la comuna “no autoriza este tipo de negocios en la vía pública”.

Ecológico

En el 2012, Luis Roberto Retana, socio fundador de la empresa Eco Style, decidió emprender un negocio. La idea era traer a Guatemala un sistema de limpieza de vehículos a base de vapor y no de agua.

Lea además: Guatemala es un país de multiamenazas naturales

“El desperdicio de agua que se da en el país es por el sistema de limpieza, además de que no hay controles ante el uso desmedido del agua para limpiar automóviles en un sistema tradicional”, comenta Retana.

En la actualidad, la empresa utiliza equipo de origen coreano con tecnología de punta.

“La máquina optimiza el nivel de gasto en consumo de agua. Otras máquinas utilizan de 70 a 75 litros de agua para limpiar un auto y con el sistema de vapor, solo utilizamos un galón”, afirma.

Debido a los beneficios del lavado con vapor para limpiar y desinfectar, no es necesario utilizar ningún tipo de jabón o sustancia química, asegura Retana. Además, se utilizan dos mangueras y dos pistolas de forma simultánea.

Según Retana, el promedio de espera para el usuario es de 30 minutos en un lavado rápido y 45 para uno completo.

Contenido relacionado

>Por qué los bosque son fundamentales para conservar el agua
>
Nacimiento de agua abastece a familias que viven bajo el puente El Naranjo
>
Familias viven drama por falta de agua, recurso que se agota a pasos acelerados