Roban cactus con los que se reforestaba el bosque seco espinoso del Cerro de la Santa Cruz

Desconocidos dañan proyecto de reforestación en bosque seco espinoso de Salamá, Baja Verapaz.

Los cactus y arbustos plantados en el Cerro de la Santa Cruz, en Salamá, Baja Verapaz, fueron robados por desconocidos. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Los cactus y arbustos plantados en el Cerro de la Santa Cruz, en Salamá, Baja Verapaz, fueron robados por desconocidos. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Hace unos días, un grupo de jóvenes emprendió un proyecto de reforestación en el bosque seco espinoso del Cerro de la Santa Cruz, en Salamá, Baja Verapaz, considerado el reservorio de agua más importante del municipio; sin embargo, desconocidos robaron los cactus y arbustos que habían sido plantados.

El proyecto está a cargo de los integrantes de la organización Revolución Verde Salamá, quienes lamentan el robo, pues para obtener los cactus y arbustos debieron invertir tiempo y dinero.

“Quisimos darle un regalo a nuestro bosque espinoso, que por años ha sido devastado, y al pueblo de Salamá con el primer cactario, dedicado a recuperar las especies de flora y fauna y hacer un parque para que las personas vinieran a conocer la importancia de los cactus en nuestro ecosistema”, escribió la organización en su página de Facebook.

El grupo de jóvenes emprendió un proyecto de reforestación con cactus y arbustos en el bosque seco espinoso del Cerro de la Santa Cruz, en Salamá, Baja Verapaz. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

La publicación añade: “no sabemos que es lo que pasa por la mente de las personas que han robado nuestros cactus, hasta donde vamos a llegar, seremos los causantes de nuestra propia extinción… No tenemos agua, cada día está más contaminada, cada día hay más calor, nos hemos puesto a pensar que este es solo el comienzo de una inevitable catástrofe y en vez de contribuir y cuidar lo que se nos han regalado lo estamos destruyendo”.

Los jóvenes de la organización aseguran que no se detendrán y empezaron a sembrar otros cactus, por lo que hacen un llamado a la población para que se sume a la iniciativa y velen por el crecimiento de las plantas.

Los cactus y arbustos habían sido plantados en el Cerro de la Santa Cruz, en Salamá, Baja Verapaz. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Revolución Verde Salamá surgió el 24 de noviembre del 2019, cuando un grupo de jóvenes decidió organizarse para promover la conservación de los recursos naturales.

A la fecha, los jóvenes han sembrado más de 230 árboles de varias especies en sectores que han sido afectados por la deforestación, uno de los principales motivos para que haya escasez de agua en el pueblo.

Contenido relacionado

Conap investiga muerte de tigrillo que apareció colgado en una señal de tránsito

Fortalecen proyectos en la Reserva de la Biosfera Maya para combatir la migración

Vecinos de San Andrés aprenden a clasificar basura y contribuyen con el cuidado del lago Petén Itzá