Machismo, autoritarismo y falta de educación: factores que influyen en los embarazos de menores en Chiquimula

Setenta embarazos en menores de 15 años se registraron de enero a octubre en Chiquimula, siendo el autoritarismo, machismo y falta de educación los principales factores que influyen, según datos del Área de Salud.

Cada vez más niñas han tenido que hacer el papel de madres a una corta edad. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Cada vez más niñas han tenido que hacer el papel de madres a una corta edad. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

Jaime Mantar, coordinador del Programa de Salud Sexual y Reproductiva del Área de Salud, informó que la mayoría de las menores son del área rural y que el mes con más casos documentados fue febrero, cuando se reportaron 18.

“Aunque en el área rural existe más propensión a este tipo de situaciones por el machismo, autoritarismo y falta de educación, en el área urbana también se han registrado casos de embarazos en menores. Nos preocupa que cada vez más adolescentes se conviertan en madres y no cuentan con la madurez emocional para sobrellevar las circunstancias”, comentó.

Mantar asegura que muchas de ellas no poseen recursos para mantener a sus bebés, sus parejas las abandonan o incluso sus familias deciden no darles apoyo.

“Hemos impartido charlas, entregado material educativo y abierto espacios para consultas en los Centros de Salud de varios municipios, pero seguiremos trabajando hasta llegar a cada rincón de la población para informar sobre la responsabilidad de la educación sexual”, expresó el coordinador.

Mantar aconseja fortalecer la educación sexual y la comunicación entre padres e hijos para tocar estos temas que muchas veces son calificados erróneamente como tabú.

Miembros de la auxiliatura de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) en Chiquimula, coinciden que en muchos sectores del área rural aun predomina el machismo que veta el derecho de elección de muchas menores que una vez embarazadas se ven obligadas a continuar con el proceso, aun cuando este haya sido producto de una violación.

“Además prevalece el autoritarismo contra la mujer, por lo que es relegada a un papel doméstico o materno de modo que su desarrollo como profesional y personal son obstaculizados por los estereotipos”, dijo un trabajador de la PDH.

Añadió que a  veces las jóvenes que son abusadas sexualmente desisten de denunciar al agresor por falta de apoyo de las autoridades y que el proceso es lento.

El Área de Salud organiza talleres y charlas sobre sexualidad en establecimientos educativos. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Los casos registrados han sido supervisados por autoridades de la Procuraduría General de la Nación (PGN) y del Ministerio Público (MP), mientras que el Área de Salud brinda atención médica a las madres.

Protección

“Hay padres de familia que aún no hablan con sus hijos el tema de la sexualidad, porque creen que es algo inmoral y es todo lo contrario, pues cuando hablamos con los jóvenes sobre los riesgos que conllevan las relaciones sexuales sin protección les ayudamos a entender las consecuencias”, agregó Juan Carlos Gutiérrez, vecino.

Héctor Carranza Pérez, padre de familia, comentó: “Es importante hablar de sexo con los hijos porque en las calles los desinforman. Sus amigos los males aconsejan y luego las consecuencias son enfermedades de transmisión sexual o bien embarazos sin responsabilidad. Es deber nuestro educarlos en casa”.