Belice, una pequeña comunidad de Escuintla donde sus habitantes claman por ayuda

La mayoría de sus pobladores llegó del altiplano, atraídos por el trabajo en fincas cafetaleras, bananeras, cañeras y ganaderas.

Los niños de la aldea Belice no tienen otra opción más que estudiar solo la primaria, pues debido a la pobreza no pueden viajar hasta Siquinalá para continuar con sus estudios. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)
Los niños de la aldea Belice no tienen otra opción más que estudiar solo la primaria, pues debido a la pobreza no pueden viajar hasta Siquinalá para continuar con sus estudios. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Belice es una pequeña aldea que se ubica al suroccidente de la cabecera de Escuintla, entre la zona montañosa que colinda con el Volcán de Fuego, la cual existe desde hace 40 años y que es habitada por 56 familias.

Para llegar a Belice hay dos vías de acceso. La primera es por El Rodeo, Escuintla, allí se debe tomar un camino largo donde solo transitan vehículos de doble tracción y se llega en dos horas. El segundo acceso es por Siquinalá, donde se toma la carretera de terracería hacia El Capulín. Esta ruta es la más corta, pero también solo es posible llegar en un todoterreno. El trayecto dura 40 minutos, aproximadamente.

En ambos accesos, las cosas se complican en tiempo de lluvia, pues se forman lodazales y los ríos aumentan su caudal, lo que constituye un peligro para quienes se atreven a cruzarlos.

También lea: Los bosques de ribera marcan la diferencia entre equilibrio ecológico y desastres naturales, según expertos

Belice carece de infraestructura, pues sus calles son de tierra y tampoco tienen drenajes, por lo que las aguas servidas corren por algunas de estas. En la comunidad hay energía eléctrica, pero por las noches las calles lucen oscuras, porque apenas hay tres lámparas de alumbrado público.

El desarrollo no llega a Belice, donde se carece de drenaje, agua y las calles son de tierra. Sus habitantes aseguran que los políticos solo los visitan en tiempo de campaña. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Solo hay una escuela de primaria y quienes quieran continuar con su educación deben ir a la aldea El Níspero, Siquinalá, donde se ubica el instituto de básico más cercano, aunque por lo general el cupo es limitado. Y pensar en estudiar una carrera es algo casi imposible para los vecinos, pues la falta de recursos es una de sus principales limitantes para movilizarse a la cabecera.

Otro de los problemas es la falta de transporte público. Un único bus sale a las 7 de la mañana de Belice hacia Siquinalá y regresa al mediodía, por lo que quienes no llegan a tiempo deben ingeniárselas para llegar a la aldea.

“Debemos estar atentos al horario del bus que nos cobra Q10, porque de lo contrario nos quedamos y tendríamos que pagar un fletero para retornar a nuestra casa y es más caro. Cobra entre Q15 y Q20 por persona” dijo Carmen Pérez, pobladora.

También lea: Benefician con vivienda a madres solteras y viudas víctimas de la erupción del Volcán de Fuego

Gregorio Luis Pashel, poblador de Belice, comentó que llegó junto a sus padres a esa comunidad cuando tenía un año. “En aquellos tiempos solo había, según me contaban mis padres, como tres casas”, refirió.

El líder comunitario resaltó que hace seis años instalaron la energía eléctrica y que antes de eso utilizaban candelas y candiles. “La comunidad cuenta con una avenida principal y seis calles, todas de terracería, tenemos solo tres focos para el alumbrado público, pero solo dos funcionan y eso que yo tuve que dar dinero para comprar una bombilla”, comentó.

La falta de drenajes provoca que por las calles corran aguas servidas, lo que perjudica la salud de los pobladores de Belice. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Pashel también dijo que tienen un “serio problema territorial” que los mantiene en el subdesarrollo, pues el territorio pertenece a Escuintla, pero debido a la cercanía se avecindaron a Siquinalá.

“En tiempos de elecciones por aquí desfilan candidatos a alcalde, diputados, toda clase de políticos, pero pasadas las elecciones ya nadie se asoma por aquí”, resaltó Pashel.

Agregó que pagan impuestos a la comuna de Siquinalá, quienes en un tiempo les apoyaban, pero debido a que el territorio pertenece a Escuintla los han dejado en el abandono.

“Ellos -la municipalidad de Siquinalá- se quedan con el pago de la tasa municipal y con el pago del Impuesto Único Sobre Inmueble y pese a ello no nos hacen ningún proyecto, porque, según la Contraloría General de Cuentas (CGC), eso sería malversación de fondos, pues no somos de Siquinalá, pero bien que nos cobran”, añadió.

Julio López, facilitador judicial, comentó que su trabajo es impartir justicia en casos leves en la comunidad, pues debido a lo alejado de la ciudad nadie puede acudir a un juzgado para solventar ese tipo de problemas.

También lea: Capturada en Escuintla habría atacado a su conviviente con un cuchillo

“Me ha tocado resolver algunos problemas entre familias, así como cuando un animal hace algún perjuicio en las siembras debo mediar entre las personas para evitar los conflictos, cuando son cosas más delicadas deben ir hasta los juzgados de Escuintla”, refirió.

López comento que ese abandono les afecta también en lo laboral, pues aseguran que en relación a los salarios no hay quien verifique que se cumpla con el salario mínimo. “Aquí solo se puede trabajar en la agricultura y hay gente que gana Q400 a la quincena”, señaló López.

En el departamento de Compras de la municipalidad de Siquinalá, personal de esa dependencia indicó que en años anteriores si apoyaban a los vecinos de Belice, pero debido a los cambios en el sistema de compras tuvieron reparos de parte de la CGC, lo que ahora les impide invertir en esa aldea.

En la oficina donde se cobra el Impuesto Único Sobre Inmueble de Siquinalá comentaron que el problema radica en que aun hace falta que el Registro de Información Catastral (RIC) haga el trabajo de limitación del municipio para tener certeza  sobre qué comunidades pertenecen a Siquinalá.

Los funcionarios señalaron que los vecinos si están avecindados a Siquinalá, por lo que solo esperarían que el RIC determine la situación territorial y los proyectos llegarán a Belice.

 

Contenido relacionado

Los bosques de ribera marcan la diferencia entre equilibrio ecológico y desastres naturales, según expertos

Capturada en Escuintla habría atacado a su conviviente con un cuchillo

Benefician con vivienda a madres solteras y viudas víctimas de la erupción del Volcán de Fuego

 

3

Abel Ramírez Hace 4 meses

Que triste la situación de esta gente, pero yo pienso que si el partido del Presidente actual y el del Alcalde de Siquinalá o de Escuintla llevaron propaganda a ese sector sufrido, pues es el momento para ponerse de acuerdo y ayudar a esa gente, que no sea solo para obtener el voto aprovechándose de la necesidad de estos hermanos les pidan el voto y luego si te vi no te conozco, ya es tiempo que los politiqueros practiquen un poco de conciencia social.

Nathanael Avila Hace 5 meses

Esto es un genocidio por parte de los políticos,no importando de que partido sea. Lo que están cometiendo es una limpieza social , matando lentamente a la gente con mantenerlos pobres , usando el beneficio del olvido y reclamando cortes en el gasto público. Que el mundo entero se entere de como y Costa de quien los políticos en Guatemala toman poder y de la noche a la mañana se vuelven millonarios y está pobre gente jodiendo lentamente , sin que alguien o algun guatemalteco de corazón con poder político tenga compasión por estas comunidades que lo único que quieren es una fuente de trabajo para ser productivos para el país y vivir una vida digna con sus familias. Partidos políticos son organizaciones criminales. Hasta cuando Guatemala.

Ronny Cifuentes Hace 5 meses

Aún así los net center defienden la corrupción e impunidad
El mas nefasto es rodrigo polo que utiliza varios alias en las diferentes plataformas digitales
Ademas de net center es un COBARDE que agrede mujeres de la tercera edad