Cipriano Álvarez, el hombre al que cuatro tigres le devoraron los brazos, sueña con volver a cultivar piñas

La organización Romp Guatemala entregó prótesis a víctima de ataque de felinos de circo que se presentaba en El Jocotillo, Villa Canales.

Cipriano Álvarez ahora tiene un juego de prótesis, gracias a las cuales espera volver a trabajar. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Cipriano Álvarez ahora tiene un juego de prótesis, gracias a las cuales espera volver a trabajar. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

La vida de Cipriano Álvarez dio un giro inesperado el 5 de febrero del 2017, cuando dispuso ayudar a uno de sus hijos en la alimentación de un grupo de tigres, que en aquel entonces eran propiedad de un circo, pues fue atacado por cuatro de los felinos.

Cipriano estuvo al borde de la muerte. Fueron los barrotes de las jaulas lo que impidió que los animales le causaran más daño; sin embargo, le devoraron los dos brazos. Ese incidente atemorizó a los vecinos del lugar, pues los felinos estaban en un predio junto a otros animales salvajes.

También lea: Vandalismo pone en peligro el patrimonio y la vida silvestre del Parque Nacional Tikal
Este hombre, ahora de 61 años, durante toda su vida se dedicó al cultivo de piñas -principal actividad económica de El Jocotillo-, pero luego del ataque la situación se complicó y regresar al campo era algo incierto.

El Equipo Romp Guatemala se ha involucrado en la rehabilitación de Cipriano Álvarez, víctima de un ataque de tigres. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Sin embargo, la organización Romp Guatemala, que se dedica a apoyar a personas amputadas, conoció el caso de Cipriano a quien le entregaron recientemente un juego de prótesis para ambas extremidades y se le brinda terapia de rehabilitación para que las pueda utilizar y pueda regresar a las plantaciones de piña.

 

“Gracias a Romp que me ha apoyado creando las prótesis a la medida de mi cuerpo, me siento muy feliz, ya que con ellas he ido avanzando poco a poco para valerme por mí mismo, y con la ayuda de las personas que me rodean he podido aprender a maniobrar las prótesis. Estos pequeños pasos llenos de esfuerzo son los que me ayudarán a poder volver a trabajar y ser independiente”, dijo Álvarez.

También lea: Génesis, el grupo élite de guardarrecursos que protege 184 mil hectáreas de la Biósfera Maya
En tanto, Luis Aragón, técnico en prótesis y ortesis de Romp Guatemala, agregó: “No hay mayor satisfacción que ver a una persona tratando de volver a desenvolverse por sí misma. El caso de Cipriano nos inspira a seguir adelante con nuestra labor en favor de personas que han sido víctima de amputaciones”.

 

Detalles

Desde el 2005, la organización Romp ha dado el siguiente apoyo en el país:

  • 2,797 prótesis han sido entregadas en Guatemala
  • Para apadrinar a un paciente pediátrico se debe hacer un donativo de Q200
  • La fabricación de una prótesis a la medida del paciente cuesta Q5 mil
  • En los ajustes de prótesis por crecimiento -cada 6 meses- se invierten Q200
  • En cambio de piezas por crecimiento se invierte de Q800 a Q3 mil
  • Terapia física Q200
  • Para hacer donativos se debe depositar en la cuenta 3283010423 de Banrural a Asociación Civil Proyecto de Rangos de Movimientos
  • También se puede comunicar a los teléfonos 50455789, 30290105 y 79410968 o bien al correo guatemala@rompglobal.org

 

Difícil acceso

De acuerdo con Rosa Idalia Aldana, presidenta de la junta directiva del Consejo Nacional para la Atención de las personas con Discapacidad, el acceso a prótesis es complicado en Guatemala, pues a nivel estatal no hay programas que asistan de forma directa a quienes sufren alguna amputación.

 

Añadió que las prótesis son caras, por lo que el acceso a estas es limitado debido a que la pobreza y extrema pobreza están relacionadas con la discapacidad, principalmente cuando ocurre desde el nacimiento, al hacer referencia a la alimentación precaria a la que tienen acceso muchas mujeres embarazadas.

Romp Guatemala cuenta con una clínica de rehabilitación en Zacapa. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

 

Rehabilitación lenta

El proceso de rehabilitación de una persona con amputación es lento, pues este depende del miembro afectado y la condición física del paciente.

 

 

Karina Rodríguez, directora del Hospital de Rehabilitación del Seguro Social, dijo que la recuperación de un paciente amputado mediante hospitalización es de entre 6 meses a un año y cuya inversión supera los Q35 mil 500.

También lea: Colocan 25 biobardas en ríos de Petén afectados por desechos sólidos
Agregó que en casos complicados; por ejemplo, cuando las personas pierden tres extremidades -que ocurre principalmente en motoristas accidentados- la recuperación puede tardar hasta dos años y el proceso de readaptación es más complicado.

 

Añadió que, en promedio, cada año atienden unos 200 casos, de los cuales 20 son niños, cifras que considera elevadas, pues los hospitales públicos y privados también tratan a ese tipo de pacientes.

 

En el Hospital de Rehabilitación del Seguro Social en el 2018 se atendieron a 199 personas amputadas, 183 adultos y 16 niños; mientras que de enero a octubre del 2019 se ha tratado a 171 personas, 152 adultos y 19 niños.

Contenido relacionado

Familia se arriesga a cuidar 11 tigres y 2 leones por Q40 al día

Mujer es atacada por sus propios perros en su casa, en Mixco

Tigre de circo ataca a hombre cuando lo alimentaba

0