Huehuetenango

Estudiantes huehuetecos demuestran cómo su ingenio puede aportar a la sociedad

Maomi Alvarado cursa sexto primaria en el Colegio La Hermosa de Huehuetenango, y con dos motores, una banda y una batería de nueve voltios construyó un cargador para teléfono celular, que no requiere conectarse a un toma corriente.

Por Mike Castillo

Archivado en:

Ciudades Huehuetenango
Una estudiante muestra un robot que se mueve con el impulso de motores. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).
Una estudiante muestra un robot que se mueve con el impulso de motores. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).

Este estudiante es uno de los participantes de la primera Feria Teem, efectuada este martes en la ciudad Huehuetenango, donde el talento y creatividad de los estudiantes fue evidente.

Alvarado dice que investigó para armar su proyecto, el cual permite dotar de energía a teléfonos celulares.

La referida feria forma parte de una iniciativa que impulsan autoridades educativas y que involucró a padres de familia, docentes y alumnos para estimular la creatividad de los menores.

No deje de leer: A sus 105 años, Matilde cumple su sueño y estudia segundo primaria

El menor manifestó sentirse satisfecho porque su proyecto funciona, cree que este tipo de concursos pone a prueba el talento y creatividad de los estudiantes. “Es importante que se nos abran espacios para tener estas muestras artísticas en distintas áreas”, expuso.

Fernanda Rivas Cardona de primero primaria muestra su proyecto denominado la bandera espumosa. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).
Fernanda Rivas Cardona de primero primaria muestra su proyecto denominado la bandera espumosa. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).

Otros proyectos

Fernanda Rivas Cardona cursa primero primaria, llama a su proyecto "La Bandera Espumosa", la cual logró formar con  agua, jabón en polvo, colorante, bicarbonato y vinagre, lo que hace que se eleven los materiales hasta formar la figura planificada.

La niña explica que debe aplicar los materiales en orden y mezclarlos, luego agregar el vinagre que tiene una reacción química al contacto con el bicarbonato.

Carmen Juárez Saravia, de sexto primaria, explicó que para su proyecto utilizó materiales reciclables, con lo cual se construyó un prototipo de "Wali", el personaje de película; además, aviones y un robot.

El objetivo de la feria es dar oportunidad a los estudiantes para desarrollen su intelecto. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).
El objetivo de la feria es dar oportunidad a los estudiantes para desarrollen su intelecto. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).

Recuerda que el trabajo ha sido arduo para ellos, pues debieron ganar en primera instancia el concurso a nivel de su establecimiento, para estar en el torneo municipal. “Nos están impartiendo la tecnología, agradecemos que nos enseñen cada día nuevas cosas para nuestro desarrollo”, señaló. 

Avances

El coordinador técnico administrativo del Ministerio de Educación (Mineduc), Luis Herrera Tello, informó que esta es la primera feria de ese tipo en el departamento, donde participaron establecimientos públicos y privados de preprimaria y primaria.

Los estudiantes elaboraron piezas relacionadas con la ciencia, tecnología, arte y matemáticas, pues esta iniciativa del Mineduc busca fortalecer los procesos de enseñanza.

Para leer más: Niños con cáncer confían en que guatemaltecos apoyen la Gran Rifa Únete de Ayuvi

“Hemos tenido una participación especial de los estudiantes, con lo cual desarrollan conocimientos con el acompañamiento de la comunidad educativa”, resaltó Herrera.

El ingenio de los estudiantes fue evidente en la feria en Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).
El ingenio de los estudiantes fue evidente en la feria en Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).

Melvin López, docente de la escuela Zacumá, zona 5, calificó como “increíble” la capacidad de los niños puesta en práctica durante la elaboración de sus trabajos, los cuales han despertado interés y se planifica la siguiente feria para el otro año.

“Las habilidades han estado dormidas en los niños, pero cuando se les abre un espacio sorprende su capacidad por crear y mejorar lo que ya se ha construido”, indicó.

Estudiantes del Colegio Marriot muestran sus proyectos, entre estos dos robots. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).
Estudiantes del Colegio Marriot muestran sus proyectos, entre estos dos robots. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).

Contenido relacionado 

>Artesanas cuentan cómo la perseverancia ha sido vital para alcanzar el éxito

>Este es el desempeño del políglota Pedro Perebal, quien da la bienvenida a turistas en el aeropuerto

>Hombre, víctima de la violencia, no se da por vencido y fabrica muebles