Crimen de niñas: Hallan manchas de sangre en una vivienda de Barillas

La Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio Público (MP) catearon cuatro viviendas de supuestos implicados en la muerte de tres niñas y la desaparición de dos mujeres en Santa Cruz Barillas, Huehuetenango,

Investigadores de la Policía Nacional Civil notifican a una persona sobre el allanamiento en la vivienda. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Investigadores de la Policía Nacional Civil notifican a una persona sobre el allanamiento en la vivienda. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Se informó que los fiscales buscaron teléfonos celulares, vehículos y otras evidencias relacionadas con el crimen de las niñas, María Elena Juan Matías, de 14 años, y las hermanas Deysi Liliana y Kimberly Natali Mateo Matías, 10 y ocho años respectivamente.

En varias partes de una vivienda agentes de la Dirección de Investigaciones Criminalísticas hallaron manchas de sangre; también, una prenda de vestir para una niña, una escopeta sin el permiso correspondiente, casquillos, municiones para escopeta y otro tipo de evidencia que serán analizadas.

Asimismo, la Fiscalía exhumó el cadáver decapitado de una adolescente que fue encontrado a la orilla del río Xoxlac el pasado 24 de enero en Barillas y que pobladores inhumaron cómo XX.

En otra vivienda fue detenida Neyda Ayde Mérida Sebastián, 27, sindicada de extorsión, el Juzgado de Primera Instancia Penal de Huehuetenango ordenó su captura.

Qué pasó con las mujeres

El pasado viernes 17 de enero desaparecieron en Barillas, Huehuetenango, cinco mujeres, dos adultas y tres niñas, luego de efectuar una transacción bancaria para comprar un terreno.

Ocho días después, el viernes 24 de enero,  pobladores localizaron en el río Xoxlac el cuerpo decapitado de una adolescente, pero no reportaron el hallazgo a las autoridades correspondientes.

Juan Pascual, familiar de las mujeres, el viernes 31 de enero, denunció en la Fiscalía de Santa Eulalia, Huehuetenango, la desaparición de las mujeres.

El lunes 2 de febrero, en la orilla del río Xoclac, pobladores que buscaban a las mujeres, encontraron tres cabezas y dos torsos. Familiares de las desaparecidas confirmaron que los restos corresponden a las hermanas Mateo Matías, y la cabeza era del cadáver de la adolescente hallado en 24 de enero, la víctima fue identificada como  María Elena Juan Matías.

Según una hipótesis del suceso, las mujeres desaparecieron luego de efectuar el retiro de al menos Q200 mil para la compra de un terreno.

La Fiscalía espera que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses les remita el resultado de las pruebas de ADN practicadas a los restos de las dos menores para establecer si efectivamente corresponden a las víctimas que familiares ya identificaron.

Sobre una mesa los investigadores localizaron manchas de sangre posiblemente de una persona. (Foto Prensa Libre: MP)
Las municiones para escopeta que la Policía encontró en una vivienda. (Foto Prensa Libre: MP)