Un caballo muere y otro se desmaya durante desfile hípico

Un equino murió por el agotamiento y por un cólico en pleno desfile en Jutiapa. El caso provocó indignación entre pobladores, quienes señalaron al propietario como imprudente, por no darle auxilio oportuno al animal, lo cual, en opinión de espectadores, contribuyó en su deceso.

Publicado el
Jinetes intentaron ayudar al equino pero sus esfuerzos fueron en vano. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Jinetes intentaron ayudar al equino pero sus esfuerzos fueron en vano. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

El desfile hípico estaba programado para comenzar este sábado, a las 15 horas, en el barrio Cóndor, y finalizar en el centro de la cabecera departamental, por la noche.


Según organizadores, en el evento participaron unos 500 jinetes de diferentes puntos del país y de Jutiapa, pero la extenuante espera, calor y el estrés influyó en que el caballo se desplomara.

Otros jinetes que participaban en el desfile intentaron auxiliar al equino, pero falleció minutos después, informaron pobladores.

El propietario del animal no brindó su nombre, detalles sobre su lugar de origen o la forma en que trata al resto de animales.
Otro equino se desmayó en la calle 15 de septiembre, en Jutiapa. Según testigos, esto habría sido causado por deshidratación ya que el caballo no había ingerido agua desde que comenzó el desfile.

Un veterinario que observaba el desfile logró brindar atención médica al equino y el propietario debió trasladar al caballo de vuelta su finca, para evitar que falleciera.

Unas tres toneladas de basura fueron recogidas en la cabecera departamental de Jutiapa, luego de desfile hípico. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

“En el desfile hípico se ha vuelto la tendencia de portar armas de fuego, ingerir bebidas alcohólicas e incluso se ve el maltrato a los animales. Hay que cambiar la forma en la que se desarrolla y eso le compete a los organizadores”, opinó Claudia Ramírez de Aguirre, vecina del lugar.

Nery Barrios, otro residente, opinó: “Las autoridades ediles deben agilizar algún acuerdo para prohibir el desfile hípico, porque al final únicamente lo que deja el evento es basura, maltrato a los animales y jinetes ebrios que portaban armas de fuego. Este tipo de actividades no ayudan al pueblo o si lo hacen deberían evitar la portación ostentosa de armas y consumo de alcohol”.

Basura

Luego de haber finalizado el desfile, las calles y avenidas por donde pasaron los caballos y jinetes quedaron con gran cantidad de basura, pincipalmente bolsas plásticas, latas, botellas y papel. 

Personal municipal procedió a limpiar las vías para luego trasladar la basura en a un vertedero municipal a donde habrían llevado unas tres toneladas de desechos.

Contenido relacionado: 

> En la colonia San Antonio se organizan contra la delincuencia
> María Valdez tiene insuficiencia renal y una sonrisa la motiva a seguir adelante
> En el km 153 hay una curva que se ha vuelto misteriosa para los automovilistas