Así luce la 18 avenida de Xela después de la tala de 26 árboles

El paisaje de la 18 avenida, zona 3, cambió por la tala de los árboles que representaban un peligro para los transeúntes.

Publicado el
Así luce la calle donde los trabajadores municipales cortaron más de 20 árboles. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)
Así luce la calle donde los trabajadores municipales cortaron más de 20 árboles. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)

Según vecinos, las ramas de los árboles chocaban con las líneas de electricidad y las raíces dañaron los drenajes, lo que causó fugas de agua en los baños y pilas de viviendas y negocios.  


Rolando De León, integrante del Consejo Comunitario de Desarrollo (Codede) de la 18 avenida, zona 3, comentó que desde hace cuatro años se gestionó que se derribaran los árboles “porque era muy peligroso que siguieran en esos puntos”.

“Amamos la naturaleza, pero desde hace 30 años la Municipalidad de Quetzaltenango los sembró; sin embargo, no previeron que las especies no son las adecuadas para las zonas urbanas y ahora representan un peligro, se hicieron estudios de impacto ambiental y de riesgo para determinar que había que talarlos”, explicó De León.

Dos transeúntes ven los restos de los árboles derribados en la 18 avenida, zona 3. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)

En el sector hay 20 viviendas y comercios, en un área importante de la ciudad que los conductores utilizan como vía alterna para conectar a las zonas 1 y 3.

Juan Carlos Díaz, director de Servicios Ambientales de la comuna altense, explicó que la tala de los árboles fue “por seguridad” y en consenso con los vecinos.

“Las raíces ya estaban muy débiles porque el departamento de drenajes había intervenido cortando las raíces, eso era peligroso y la única solución era cortarlos; sin embargo, se va a remodelar el área y se colocarán otros de especies  ornamentales, el proyecto lo van a adoptar los vecinos”, explicó Díaz.

Le puede interesar: Vecinos se arman en Salcajá y hacen rondas contra la delincuencia

Este no es el primer caso de tala en la referida zona,donde prevalecían los cipreses, en el 2017 varios árboles fueron cortados porque existía riesgo en la 2a. y 3a calles; un centro comercial se hace cargo de darle mantenimiento a las nuevas especies.

Juliana Rodríguez, vecina del sector, opinó que la municipalidad debe realizar estudios para que la ciudad tenga área verde. “Esperamos que no dejen los espacios vacíos, comprendemos que es un peligro, pero es importante sembrar otros porque eso le da vista y mejora el ornato”, comentó Rodríguez.

Contenido relacionado

> Rescatan a tortugas y lagartos en un bus que ingresaba a la ciudad de Quetzaltenango
> El 95 por ciento de los árboles se mueren en Xela
> Estudiantes y vecinos reforestan espacios públicos