De acuerdo con la comuna hay 86 árboles que representan peligro en la ciudad

La Dirección de Servicios Ambientales de la Municipalidad de Quetzaltenango tiene el reporte de 86 árboles que implican un riesgo en el área urbana, el temor es que caigan y dañen el tendido eléctrico, así como casas y vehículos, además de obstaculizar los caminos, como sucedió el pasado 6 de junio cuando cayeron más de 20 árboles.

El pasado 6 de junio más de 20 árboles cayeron sobre vehículos y edificios, la mayoría eran de la zona 3. (Foto Prensa Libre: María Longo)
El pasado 6 de junio más de 20 árboles cayeron sobre vehículos y edificios, la mayoría eran de la zona 3. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Hemos recibido solicitudes de vecinos para retirar los árboles, principalmente son de la zona 3 pero también de otras zonas como la 5,6 y 8. Todos los servicios son por vía aérea, sobre todo la energía eléctrica, entonces no podemos tener arboles mayores a cuatro metros”, indicó Juan Carlos Díaz, director de Servicios Ambientales.

Se espera que en los próximos días el Concejo conozca el informé sobre los árboles que están en riesgo de caer, así como de las zonas donde cayeron este año, en el primer tema para que se apruebe talarlos y en el otro determinar la especie a sembrar.

De acuerdo con Díaz la sombra es un factor que se necesita en la ciudad, por esta razón en donde sea posible Díaz planea que se siembren árboles de sombra y en el resto de espacios, que son la mayoría, serían arboles ornamentales.


La comuna debe hacer el destronque de los árboles que cayeron en los primeros días de junio de este año. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Con estos 86 árboles venimos trabajando desde hace dos años, primero entraron en un problema de crecimiento, arriba de los 7 metros de altura, son especies forestales, las raíces levantaron  la carpeta asfáltica, la otra situación que por mantenimiento de drenajes se les han cortado la raíz, entonces son vulnerables a caídas, lo que afecta la estabilidad del árbol, estos son prioridad para la tala”, refirió el director.

Lea además: Captan a hombre que daña árboles en calle turística de Salcajá y vecinos se indignan

Agregó que por medio de la tala se pretende evitar que se repita lo sucedido el pasado 6 de junio, además de prevenir heridos o daños a peatones.

El director explicó que se debe retirar los troncos que están pendientes de los arboles dañados en los primeros días de junio, lo que se debe realizar en coordinación con la Empresa Municipal Aguas de Xelajú (EMAX) porque es necesario suspender el servicio y tomar precauciones por las tuberías cercanas a las raíces. “Se necesita hacer el destronque pero esto también se debe coordinar con la Dirección Municipal de Planificación porque se dañan los bordillos y queda un agujero”.

Contenido relacionado

Se inicia la temporada de reforestación, conozca cómo puede ayudar a sembrar árboles

Así luce la 18 avenida de Xela después de la tala de 26 árboles

Estudiantes y catedráticos del Cunoc planean sembrar 15 mil árboles este año

 

0