Municipalidad eroga más de Q9 millones al año para pagar el plan de prestaciones a los jubilados

Integrantes del sindicato mayoritario de la Municipalidad de Quetzaltenango negocian con autoridades de la comuna sobre el aporte que los trabajadores activos hacen al fondo privativo para el plan de jubilación.

Durante la asamblea permanente realizada por trabajadores municipales en noviembre de 2019 se informó sobre el problema que se tiene con el pago de jubilaciones. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Durante la asamblea permanente realizada por trabajadores municipales en noviembre de 2019 se informó sobre el problema que se tiene con el pago de jubilaciones. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Cuando un trabajador de la Municipalidad de Quetzaltenango del renglón 011 se jubila, puede optar a recibir tres prestaciones: la primera será del plan de prestaciones del empleado municipal que es a escala nacional, la segunda sería del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (Igss) y la tercera es por medio del fondo privativo, un plan exclusivo de la Municipalidad de Quetzaltenango, según informó Mario Solís, director de Recursos Humanos.

Pero de acuerdo con la comuna, el fondo privativo ha provocado un desbalance en las arcas municipales, ya que los trabajadores activos aportan un tres por ciento de su salario para cubrirlo, mientras que la municipalidad el 97 por ciento restante.

Mario Menchú, jefe de La Dirección de Administración Financiera Integrada Municipal (DAFIM), explicó que de octubre de 2018 a septiembre de 2019, se necesitaron Q10 millones 574 mil 194.69 para pagar a los jubilados en el plan privativo, pero los empleados activos aportaron “únicamente” Q1 millón, el resto fue “subsidiado” por las arcas municipales. Que serían Q9 millones 574 mil 194.69.

“Hago esta aclaración, que es necesario que los trabajadores del renglón 011 acepten las reformas al plan de jubilación, es en beneficio de todos, qué pasaría si el día de mañana lo declaran lesivo, qué pasaría, no tendríamos pensión de la municipalidad, solo recibiríamos una del plan de prestaciones de Guatemala”, aseguró Menchú.

Agregó que a los “25 o 28” años de trabajar en el renglón 011 los empleados municipales pueden “jubilarse” y esta institución les dará una pensión que represente el 35 por ciento de los últimos seis salarios recibidos, para este pago los trabajadores activos aportan el 3 por ciento de su salario y el resto lo hace la comuna.

Lea además: Caminando Arte es un proyecto que cumple cinco años de llevar galerías de arte a las calles de Xelajú

“Lastimosamente todo lo que dejamos los activos no compensa lo que la municipalidad paga a los pasivos. El 26 de junio de 1972 se publicó en el Diario Oficial el plan y reglamento de prestaciones para los servidores municipal presupuestados de la ciudad de Quetzaltenango, en donde se establece que para el financiamiento del plan se descontará el 1 por ciento del sueldo nominal a los trabajadores y la comuna aportara una cantidad igual”, dijo.

A pesar de lo establecido en el reglamento, actualmente en promedio al año  la municipalidad aporta  más de Q9 millones y los trabajadores Q1 millón.

“Se necesita que los trabajadores del renglón 011 aporten más, que alimenten más el fondo, de lo contrario en un corto tiempo el plan va colapsar, y no habrá fondos, quienes deberían inyectar fondos son los trabajadores y no la municipalidad”, aseguró Solís.

Para Rudy Ventura,  secretario del Sindicato Mayoritario de la Municipalidad de Quetzaltenango es necesario regular el tema.

“Tengamos cuidado compañeros porque en este caso hablamos de un fondo privativo,  hay consecuencias, en primer lugar el fondo no está institucionalizado, nos hacen la retención económica y va a parar a los fondos municipales, se agarra para inversión y obra gris, cuando ya se van a jubilar se agarra de todos los renglones, ojo compañeros porque aquí hay un enemigo que se llama auditoria, posteriormente cae Contraloría General de Cuentas y vamos a tener problemas”, aseguró Ventura durante la asamblea que tuvo el sindicato el 7 de noviembre de este año.

Autoridades de la municipalidad desconocen en qué momento la comuna empezó a dar un aporte mayor del que entregan los trabajadores para pagar la pensión a los jubilados, que actualmente son 500.

Contenido relacionado

Miles en Quetzaltenango disfrutan de la noche mágica con el Show de las Luces Campero

Vecinos intentan hacer reconexión ilegal pero dejan a oscuras a tres municipios de San Marcos

Desfile Navideño llena de música y alegría las principales calles de Quetzaltenango