Revitalizan cinco mil piezas del museo de la Casa de la Cultura en Xela

Unas cinco mil piezas del museo de Historia Natural Víctor Salvador de León Toledo, de la Casa de la Cultura de Quetzaltenango, han sido revitalizadas por un grupo de estudiantes de Arqueología de la Universidad San Carlos de Guatemala (Usac).

Un estudiante de Arqueología restaura una de las piezas del museo de la Casa de la Cultura de Xela. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)
Un estudiante de Arqueología restaura una de las piezas del museo de la Casa de la Cultura de Xela. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)

La revitalización de las piezas forma parte del proyecto de resguardo, clasificación, exposición e inventario del museo que fue aprobado por el Concejo de Xela en el 2014.


Julio Hernández, coordinador del proyecto, explicó que hasta el momento han revitalizado cinco mil de las seis mil piezas registradas con las que cuenta el museo.

“Los procesos de resguardo anteriores de las piezas no eran los adecuados, pero no porque estuvieran mal hechos, sino porque muchas piezas son donadas y las dejaban como las entregaban. Hay muchos objetos prehispánicos que tienen desportilladuras (defectos), pero que con el proceso estamos tratando de detener el deterioro”, refirió Hernández.

Manifestó que actualmente las piezas se encuentran en la etapa de intervención, la cual consiste en brindarles el embalaje correcto, se estima que concluirá en el 2021.

Este proyecto está apoyado por voluntarios y por estudiantes que realizan prácticas de gabinete, de  Arqueología de la Usac.

Iván Hernández, estudiante de la Escuela de Historia de la Usac, dijo que, como parte de la práctica requerida en la carrera apoya al proyecto en la intervención, ordenamiento y proceso de almacenado adecuado de las piezas.

“El trabajo consiste en limpiar y marcar las piezas con el fin de detener el deterioro por antigüedad”, añadió.

Misael Hernández, director de la Casa de la Cultura, indicó que la visita de los estudiantes de la USAC a Xela estaba agendada desde inicios de año, pues generan un importante aporte.

Reconoció que sin la iniciativa de los voluntarios y estudiantes que han clasificado y restaurado las piezas del museo, sería imposible para la comuna de Xela hacer este trabajo, por el costo que significa.

Hernández agregó que además se está aportando para que las nuevas generaciones puedan observar las piezas que guarda el museo de Quetzaltenango.

El recinto es visitado por nacionales y extranjeros, en especial en vacaciones escolares, cuando también se ofrecen recorridos guiados a centros educativos de Xela y otros departamentos del occidente del país.

Los estudiantes de la USAC han clasificado y restaurado las piezas del museo. (Foto Prensa Libre: Fred Rivera)

Un vecino de Xela refirió que el museo no evolucionó con el paso de los años, sino que se quedó con una forma antigua en la presentación de las colecciones, situación que se volvió monótona para quienes visitan con frecuencia el lugar. 

“Es de reconocer la iniciativa de los voluntarios y el esfuerzo que hacen, de lo contrario no habría ningún cambio favorable para la cultura de Quetzaltenango, sobre todo para la historia que representan las exhibiciones”, manifestó.

Historia

El museo fue abierto al público en 1960. Desde entonces, se ha agenciado de muestras históricas en las colecciones de numismática, botánica y zoología, así como documentación histórica, tecnológica y prehispánica, siendo esta última la mayor de todas porque abarca piezas arqueológicas.

Las donaciones han sido diversas, desde documentos, fotografías y piezas del siglo XIX, hasta especímenes que en realidad no tendrían por qué estar dentro de las exhibiciones, como lo es un perro chihuahueño disecado.

Los comentarios están cerrados.

1