Socorristas de San Juan Ostuncalco denuncian intimidaciones de supuestos pandilleros

Los Bomberos Voluntarios de la 92 Compañía denunciaron ser víctimas de amenazas por aparentes pandilleros que viven en esta localidad.

Estación de los Bomberos Voluntarios de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)
Estación de los Bomberos Voluntarios de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

Ante la poca atención que les han prestado, los socorristas hicieron una denuncia pública para que las autoridades del departamento les brinden seguridad y hagan una investigación del caso que comenzó en 2018.

Los socorristas informaron que desde hace algunas semanas dos jóvenes con aspecto de pandilleros pasan en una motocicleta frente a la estación de los bomberos en la zona 1, donde les hacen señas con las manos de forma desafiante, además de recibir insultos y amenazas.

Esta situación se ha dado desde el año anterior y pese a que ya dieron denunciaron el hecho ante la Policía Nacional Civil señalan que la petición de mayor vigilancia no ha sido atendida y han visto poco interés de las autoridades por solventar el problema.

“Tenemos mucho temor que a la hora de salir a un servicio podamos ser atacados. Algunas veces fuimos escuchados por la Policía y otras veces no. Queremos rogar a las autoridades que nos apoyen en atender esta petición, también que iluminen este sector que está muy oscuro”, refirió uno de los socorristas.

Los bomberos ignorar las causas de las intimidaciones, sin embargo mencionan que han cubierto algunos servicios donde han recibo represalias por atender a jóvenes que han sido heridos en riñas y posiblemente sean integrantes de alguna mara.

“No sabemos las causas, pero si hemos tenido problemas en algunos casos por atender a jóvenes que han sido atacados con arma blanca”, señaló el bombero.

La petición también hace referencia a prestar atención a un domicilio abandonado que está a las cercanías de la estación bomberil que presumen es utilizada por estos pandilleros para hacer sus fechorías.

El alcalde de San Juan Osulcalco, Juan Aguilar, indicó que no tenía conocimiento del caso, pero que va a pedir una reunión con los socorristas.  “Voy a reunirme con la junta directiva de los Bomberos Voluntarios, por el momento no tengo el conocimiento, vamos a pedir la información para ver en que se puede ayudar”, aseguró.

En tanto el gobernador departamental, Julio César Quemé, informó que ya tiene conocimiento del caso y ha planificado las reuniones.

“Tuvimos conocimiento apenas del caso de las amenazas, ya coordiné una reunión con el acalde de San Juan Ostuncalco para viajar a la sede de los bomberos, y coordinar las demandas que ellos necesitan. Estamos en la disposición de apoyarlos y por supuesto este es un tema que le vamos a dar seguimiento”, aseguró el gobernador.

Para hoy en la tarde se espera la llegada de las autoridades a la estación de bomberos donde trabajan cuatro socorristas permanentes y la mayoría son voluntarios que hacen los turnos nocturnos.

Contenido relacionado:

> Personas con capacidad tendrán vehículo para trasladarse a recibir terapias en Xela

> Este es el resultado de los ataques armados en contra del transporte, en menos de una semana

> Bajas temperaturas afectan la salud de los quetzaltecos

0