Socavamientos en avenida Pablo VI afectan a vecinos

Representante de Consejo Comunitario de Desarrollo señala que la tubería del alcantarillado está oxidada y el transporte pesado agudiza el problema.Socavamientos  en   avenida Pablo VI afectan a vecinos

Un hundimiento se formó el año pasado a unos 150 metros del socavamiento, en la avenida Pablo VI. (Foto: Hemeroteca PL)
Un hundimiento se formó el año pasado a unos 150 metros del socavamiento, en la avenida Pablo VI. (Foto: Hemeroteca PL)

El paso de transporte pesado en la avenida Pablo VI, zona 7 de Mixco,   preocupa a los vecinos de las colonias Pablo VI, Belén y Belencito, que son los más afectados por un socavamiento descubierto  en esa área hace dos semanas, a solo unos 150 metros de un hundimiento registrado  hace un año que ocasionó que se  mantuviera cerrado el paso por más de tres meses.

Según los vecinos afectados, los hundimientos se deben al mal estado de la cañería del  sistema   de drenajes y al paso de camiones pesados.

La Municipalidad de Mixco termina esta semana  de cambiar dos tubos de 15 metros de largo por 60 pulgadas de diámetro, para evitar mayores daños en la vivienda  6-91  de la colonia Belén, afectada por un hundimiento  de unos seis metros de profundidad y unos cinco de ancho.

María Yantuche, vecina del lugar, lamentó que los pilotos del transporte pesado hagan caso omiso a las indicaciones de que no hay paso  y por las noches   transiten por el lugar. Señaló que con esfuerzo han colocado  talanqueras y otro tipo de obstáculos, pero en las mañanas estas aparecen tiradas.

“Vivimos con mucho miedo por los hundimientos. Hoy pasa aquí, lo arreglan; otro día el problema es  más allá. Yo creo que  esto es una bomba de tiempo que algún día va a estallar”, añadió.

Mario Iquic, encargado de una tienda que funciona en la casa afectada, narró que cuando pasan los camiones u otro tipo de vehículos pesados  el suelo vibra y en ocasiones se escuchan ruidos bajo el suelo.

El vecino contó que  tiene una venta de comida en esa avenida y frente al local el asfalto empieza a hundirse. Él confía en que la comuna hará una evaluación, ya que en menos de dos meses las grietas y el desnivel del asfalto se han intensificado.

Hundimiento formado  porque la tubería metálica está corroida y el agua se filtra en el suelo. (Foto Prensa LIbre: Roberto Morales)

Tubería dañada

Óscar Jiménez, integrante del Comité Comunitario de Desarrollo (Cocode) de la colonia Pablo VI, informó que  tienen en proyecto señalizar desde la entrada de la avenida sobre la prohibición del paso de vehículos pesados.

También analizan colocar túmulos anchos en toda la avenida, para que los vehículos moderen la velocidad y así evitar mayor vibración que dañe la tubería.

No podemos cerrar totalmente el paso, porque todos tenemos derecho a la libre de locomoción, pero se trata  de hacer conciencia sobre la fragilidad de la tubería  en la colonia.

Jiménez dijo que el problema   se debe a que el  sistema de drenaje ya cumplió su tiempo de vida útil y añadió que la obra fue introducida en el 2000  por el Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz), prevista para 50 años, pero no se cumplió con la instalación de tubería metálica inoxidable, por lo que  ahora, con solo 17 años, está inservible.

Luis Eduardo Orozco, dueño de la casa que estuvo en peligro, afirmó  que la avenida tiene 1.5   kilómetros de largo y sin embargo  en ese tramo solo han remplazado la tubería en un 10 por ciento; el resto está en pésimas condiciones.

Mynor Espinoza, vocero de la municipalidad mixqueña, admitió el problema y refirió que   no tienen planes de cambiar toda la tubería, pues se necesitan  unos Q20 millones para ese trabajo y   debe ser cubierto por el Estado.

Agregó que la comuna mantiene constante monitoreo en el lugar y cuando se detectan daños en la tubería procede  a   reemplazarla.

En junio del año pasado se hundió una parte de la 5a. calle, y por precaución fueron desalojadas varias familias. En ese momento  la comuna explicó que el agujero fue ocasionado por fisuras en uno de los tubos.

Preparan censo

El Cocode de la colonia Pablo VI lleva a cabo un censo de población en esa y en las colonias  Belén y Belencito. Además de conocer el número de habitantes  buscan conocer los problemas y necesidades  en las comunidades, informó Óscar Jiménez, quien reside a unos cien metros del socavamiento ocurrido. Agregó que el Cocode fue formado hace apenas un año, pero durante 25 años funcionó como un comité de vecinos.

Trabajadores de la Municipalidad de Mixco  rellenan el agujero que causó el más reciente socavamiento. Los trabajos concluirán esta semana. (Foto Prensa Libre: Oscar Felipe Q.)