Por estacionarse en línea roja cada día se colocan unos 40 cepos

Todos los días, las policías municipales de Tránsito (PMT) de Mixco, Villa Nueva y la capital, emiten multas de Q500 y Q200 por estacionarse en línea roja o por obstruir el paso vehicular y peatonal, aunque comerciantes y vecinos opinan que las restricciones son injustificadas.

Archivado en:

ciudadesmultastránsito
Para que la PMT retire el cepo se deben pagar Q500.(Foto Prensa Libre: Esbin García)
Para que la PMT retire el cepo se deben pagar Q500.(Foto Prensa Libre: Esbin García)

En redes sociales de los comités únicos de Barrio o comités municipales de Desarrollo se han conocido quejas respecto de vehículos estacionados en línea roja y que además de obstruir las vías ponen en riesgo a estudiantes en ciertos horarios.


Las denuncias recaen sobre talleres de mecánica, pinchazos, ventas de repuestos y otros comercios que ofrecen o descargan productos en la vía pública.
También lea: Irresponsabilidad de motoristas propicia accidentes viales
En la colonia San Martín, zona 7, vecinos han manifestado su inconformidad por vehículos estacionados a lo largo de la 14 calle, ya que tapan los pasos peatonales y la vía es demasiado transitada porque conecta con el Anillo Periférico y la Calzada San Juan.

Situación similar

La inconformidad también se ha conocido en las colonias Bethania, Cuatro de febrero y Quinta Samayoa, de la misma zona, así como en la avenida Santa Cecilia, zona 8, debido a la venta de repuestos y llantas en las aceras.

“A veces se suben a las banquetas y uno se ve obligado a bajar a la calle y ver constantemente para atrás para ver si no viene carro, sería bueno que se señalizara la vía para que no estacionen carros sobre las aceras”, dijo Mónica Nij, vecina de la colonia Cuatro de febrero.

Lea también: Tres muertos deja accidente en autopista Puerto Quetzal

Problema recurrente

Según autoridades de Tránsito, a pesar de que se imponen multas de Q500 por estacionarse en la línea roja, el problema persiste, tanto en colonias como en avenidas y bulevares principales.

El intendente de Tránsito de la capital, Amílcar Montejo, informó que a diario se colocan alrededor de 40 cepos y unas 500 multas por estacionarse en línea roja y obstruir pasos vehiculares o peatonales.

En los alrededores del Palacio Nacional de la Cultura es común que se coloquen cepos según la PMT.(Prensa Libre: Esbin García)

“El problema con estas infracciones es más frecuente en las zonas 1, 4, 5, 9, 10, 13, 14, 15 y  19. Por estacionarse en línea roja se les coloca cepo y se les cobra Q500 para que se les retire. Por obstruir el paso vehicular o peatonal se pone una multa de Q200”, explicó.
El comerciante Oswaldo Gutiérrez refirió  que todos los días reparte abarrotes en la zona 4, pero tiene problemas para estacionarse debido a que han pintado más la línea roja.

En lo mismo coincide Carlos Andrino, quien asegura que ha sido multado en dos ocasiones en la zona 9 por estar menos de cinco minutos estacionado mientras baja productos del camión distribuidor que conduce.

“Es difícil trabajar cuando reducen más el espacio para estacionarse y a veces pintan la línea roja donde no hay necesidad”, lamentó.
También lea: Reparan red vial de 11 zonas de la capital
Montejo asegura que para pintar la línea roja se utilizan varios criterios, como la cantidad de vehículos que pasan por el sector y la utilidad de la vía.

De acuerdo con Dalia Santos, vocera de la PMT de Villa Nueva, en ese municipio no hay tanto problema con la línea roja.

“La multa es de Q500, tal como lo refiere el Reglamento de Tránsito, y aunque en Villa Nueva no es tan frecuente este problema, siempre se colocan multas durante la semana por estacionarse donde no está permitido y se ha logrado que obedezcan esta prohibición”, aseguró.
 

Banquetas en mal estado

Lejos de ser una alternativa segura para que los peatones caminen por las calles, las aceras se han transformado en un  peligro en algunos sectores capitalinos como en el Centro Histórico,  donde hacen faltan varias tapaderas de las cajas de contadores de agua, lo cual es un riesgo para los transeúntes, que se han lastimado al pasar por esos lugares.

El director del Centro Histórico, Ricardo Rodríguez, ha dicho que el problema ocurre durante la madrugada, pues se roban las tapaderas.


Gerber de León, de 50 años, vive en la zona 1 y afirma que las banquetas en mal estado son un peligro para los peatones, por lo que la Municipalidad debería repararlas. Cuenta que ha visto cómo algunas personas han sufrido caídas a causa de ello.
También lea: Con proyecto de ordenamiento pretenden agilizar el tránsito en la zona 1 de Mixco
Agrega que el problema afecta, sobre todo, a las personas que se movilizan en silla de ruedas, las no videntes o quienes padecen otra discapacidad.
Yoselin Martínez, 21, trabaja en la referida zona y ha visto a personas que van de prisa y con niños y caen en los agujeros, que en época de lluvia se llenan de agua y no se ven.

Los postes también impiden la libre locomoción en algunas áreas, además de que limitan que dos personas pasen al mismo tiempo, por lo que una debe bajarse de la acera, con el riesgo de ser arrollada por algún vehículo.

Contenido relacionado:

Aumentan daños en calles por filtraciones de agua

Prueban parquímetros digitales en la Usac para evitar robo de motos

Tráiler se incendia en impactante accidente en los Amates

Los comentarios están cerrados.

2