Xocomil, el fenómeno del Lago de Atitlán que hizo volcar una lancha con 17 personas

Varias historias giran en torno al Xocomil, un fenómeno natural que se produce en el Lago de Atitlán, Sololá, donde este miércoles varias personas murieron como consecuencia de un accidente en lancha, causado, aparentemente, por la turbulencia que produce ese episodio.

La combinación de vientos fríos y cálidos producen las turbulencias conocidas como Xocomil en el Lago de Atitlán, Sololá. (Foto Prensa Libre: César Pérez)
La combinación de vientos fríos y cálidos producen las turbulencias conocidas como Xocomil en el Lago de Atitlán, Sololá. (Foto Prensa Libre: César Pérez)

Aunque las violentas turbulencias que se producen en determinados sectores del Lago de Atitlán, principalmente al medio día, tienen una explicación científica, en los pueblos que rodean el afluente se dicen muchas cosas sobre ese “misterioso fenómeno”, que por generaciones ha inquietado a miles de personas.


El Xocomil envuelve muchas historias de amor, algunas trágicas, como la leyenda del guerrero kaqchiquel Utzil, quien huye con la princesa quiché Zacar, perseguidos por el pueblo de esta, y para atravesar el Lago reciben ayuda de un caimán, al que el combatiente le dio agua de una tinaja días antes y evitó que muriera de sed.

En el lomo del caimán, Utzil fue en busca de una barca, pero al retornar encontró a su amada muerta, por lo que tomó el cadáver y se arrojó al Lago.
También lea: Los misterios de la curva donde los vehículos vuelcan sin causas justificadas
Según la leyenda, por las tardes, Utzil y Zacar juegan en el lago, y el Xocomil sopla para que nadie los vea o moleste. Por ello, parejas de Santiago Atitlán solían utilizar una tinaja durante el cortejo, inspirado en Utzil y Zacar, aunque en la actualidad es solo parte del folclor.

El floclorista Aníbal Chajón explicó que el Xocomil es un fenómeno natural que las comunidades interpretan como la intervención de aspectos espirituales o ritos; además, comentó que se debe añadir la interpretación de una isla que desapareció en el Lago -Samabaj-, lo que generó mayor respeto a lo que ocurre en el afluente.

Agregó que lo que el Xocomil representa es que las personas deben respetar la naturaleza, pues la consecuencia de no hacerlo es dañina para el ser humano, “quien no respeta el Xocomil muere porque las aguas se lo tragan”, dijo.

“A lo largo del siglo 20 algunas personas crearon cuentos y narraciones simpáticas de príncipes y princesas de tipo romántico europeo que no son propias de la cultura maya”, comentó.


También lea: Subestación de la PNC de Santa Clara La Laguna queda con daños por disturbios
Chajón agregó que se debe tener respeto a lo que la visión tradicional ha mantenido durante generaciones. “Hay que tenerle respeto a esas fuerzas que no puede controlar el ser humano, la recomendación era no salir después de cierta hora en embarcación porque se podría hundir y morir, entonces la gente lo hacía”, comentó.

Producto del viento

Alex Guerra, director del Instituto de Cambio Climático, explicó que el Xocomil es un fenómeno natural producido por la diferencia de presión de los vientos del Lago y de las montañas que lo rodean.

Añadió que el fenómeno ocurre cuando aumenta la temperatura, pues los vientos de las zonas más cálida, como tierra firme, atraen a los de las áreas frías, en este caso del Lago, y por eso se forman las turbulencias, que, por lo general suceden después del mediodía.

“Cuando ocurren esos cambios de presión el viento se desplaza muy rápido y causa turbulencias, a ese fenómeno es al que localmente la gente llama Xocomil”, comentó Guerra.
También lea: Se agrava contaminación en el Lago de Atitlán y temen por la salud de pobladores
Añadió que ese efecto puede ocurrir en cualquier fuente de agua, pero en este caso, la ubicación del Lago de Atitlán, entre montañas y volcanes, propicia que este sea más evidente. “En Lago, por estar encajonado entre montañas y porque su cuenca no tiene salida, ese efecto se ve más fuerte, es particular de Atitlán”, comentó.

“Hay veces que se pone tan turbulento que pareciera que uno está en el mar, y los lancheros deben ver el tema de la velocidad al momento de desplazarse durante ese periodo de tiempo”, dijo Guerra, quien recomienda a la población observar el oleaje antes de adentrarse en el Lago.


Le puede interesar

> El Metro subterráneo, Metro Riel y el Corredor E-O se harán realidad solo con plan metropolitano
> Festival Árbol Gallo 2018 atraerá a miles de personas a la Plaza de El Obelisco
> En medio de crisis migratoria, guatemaltecos viajan a Honduras para trabajar en la agricultura